Espino trabaja en propuesta de diálogo gobierno-grupos criminales

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 27 (EL UNIVERSAL).- El excomisionado del Servicio de Protección Federal (SPF), Manuel Espino Barrientos, reveló que planteó al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, que el gobierno federal dialogue con los grupos criminales para pacificar al país, por lo que hizo llegar una propuesta a diversas organizaciones delictivas y ya recibió respuesta positiva de dos de ellas.

Al participar en el Foro Internacional "Seguridad y Justicia por un México mejor", realizado en el Senado de la República, el exfuncionario federal relató que en abril pasado platicó sobre este tema con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le recordó que su principal oferta en campaña era abonar a la pacificación. "Y le decía yo entonces al Presidente que no solamente no lo hemos logrado, sino que lo hemos empeorado. Hoy estamos peor que al principio en materia de seguridad y le ofrecí llevarle una propuesta y le dije que iba a hacer muy atrevida".

Comentó que insinuó su propuesta a la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, pero "me fustigó, porque yo le decía a la secretaria que no podemos descartar a priori acordar con los grupos criminales".

Espino Barrientos sostiene que llegar a un acuerdo con el crimen organizado no es una ocurrencia y está comprobado que da resultados.

"Yo le dije al secretario de Gobernación que la propuesta que puse en sus manos era buscar la manera de hacerla llegar a alguno de los grupos del crimen organizado en México, y logré hacerla llegar, y solamente recibí respuesta de dos: 'Si esto se hace en México le entramos'.

"Estamos en esa tarea, no quiero abundar más porque luego me pueden acusar de indiscreto. Lo que quiero decir es que esas cosas dan resultados, me consta que dan resultados, lo vi en Ciudad Juárez, lo vi en El Salvador, lo vi en Colombia", puntualizó.

El excomisionado del SPF resaltó que el gobierno está ante una disyuntiva, "o construimos la paz con justicia social, o seguimos juntando a la guerrita, mantenemos una confrontación directa con los grupos criminales y nos acostumbramos a los efectos colaterales".

Ante legisladores y especialistas convocados por el Senado, Manuel Espino subrayó: "Lo que yo vengo a plantear es que nos abramos a la posibilidad de los acuerdos, no de cualquier manera, no con cualquiera, y que no materialice tampoco los acuerdos cualquiera. No es seguir el criterio, como me han dicho: 'es que eso es aplicar el criterio que el fin justifica los medios', no, no es eso. Es aplicar un criterio que hace años, no sé si todavía, la iglesia le llamaba 'del segundo efecto', que acepto consentir que para conseguir un bien mayor consiento un mal menor, pero que me ayude a resolver lo peor. Y aquí tal vez el mal menor es dialogar y acordar con ellos, y se puede, atendiendo sus intereses también, que los tienen", apuntó.

El exfuncionario detalló que en sus conversaciones con el secretario de Gobernación, ha tratado de convencerlo de que la estrategia de congelar cuentas y quitarle el dinero a los criminales ni es correcta.

"El dinero no es ni bueno ni malo. Le decía al secretario de Gobernación, el dinero tiene un efecto parecido al del tequila. El tequila no emborracha, se emborracha el pendejo que no sabe tomar el tequila. El dinero es así, ni bueno ni malo. Si ustedes insisten en perseguir y quitarles el dinero, mal", subrayó.