Qué esperar de la próxima audiencia del comité del 6 de enero

·3  min de lectura
 (POOL/AFP via Getty Images)
(POOL/AFP via Getty Images)

La próxima audiencia del comité selecto del 6 de enero de la Cámara de Representantes se centrará en gran medida en demostrar que el expresidente Donald Trump sabía que había perdido legítimamente las elecciones de 2020 cuando comenzó a difundir las mentiras que culminaron en el peor ataque contra el Capitolio desde 1814, pero aun así montó un extensa campaña de propaganda para convencer a sus partidarios de que él era el verdadero vencedor.

La audiencia del lunes, la segunda de las seis sesiones previstas para este mes, se centrará en el papel que desempeñaron los medios de comunicación en el periodo previo al ataque del 6 de enero de 2021.

Un testigo que se espera que se presente es Chris Stirewalt, el exeditor de Fox News que perdió su trabajo en 2021 después de incurrir en la ira del expresidente por autorizar a la cadena a proyectar correctamente que Trump sería el segundo republicano en perder Arizona y el primero desde que Bill Clinton ganó el estado en 1996.

Stirewalt, ahora editor del canal de noticias por cable NewsNation, le dijo a uno de los presentadores de su propia red que testificaría, pero dijo que no estaba “en posición ahora de decirte de qué se tratará mi testimonio”.

Pero la reacción de Trump a su cadena de televisión preferida tras haber declarado que Joe Biden había ganado en el Estado del Gran Cañón presagió cómo se comportaría durante las semanas previas al ataque al Capitolio.

Según múltiples informes, Trump y su círculo íntimo quedaron atónitos al enterarse de que Fox había declarado su derrota en Arizona con solo el 73 por ciento de los votos contados.

El asesor de Trump, Jason Miller, inmediatamente comenzó a contradecir esta declaración de Fox en Twitter y acusó a la red de ser “un completo caso atípico” y de tratar de “invalidar” los votos republicanos que aún no se habían contado. También exigió que la red se retractara de la declaración en una serie de llamadas telefónicas con ejecutivos de Fox.

Jared Kushner, yerno del expresidente y asesor principal de Trump, llegó incluso a presionar al propietario de Fox, Rupert Murdoch, para que ordenara a sus empleados que se retractaran de la declaración, pero Murdoch se negó a hacerlo.

Más tarde pronunció una diatriba repleta de las mentiras que continúa diciendo hasta el día de hoy en una aparición a las 2:30 am ante sus partidarios en el East Room, calificando las elecciones como “un fraude para el público estadounidense”.

“Esto es una vergüenza para nuestro país. Nos estábamos preparando para ganar esta elección. Francamente, ganamos las elecciones”, agregó (no ganó las elecciones).

La representante Liz Cheney, vicepresidenta del comité selecto, anticipó los próximos pasos del panel durante sus comentarios de apertura el jueves.

Ella les dijo a los aproximadamente 20 millones de espectadores que miraban en la mayoría de las principales cadenas de televisión que las afirmaciones de fraude de Trump eran “tan frívolas y sin fundamento” que hicieron que su exabogado, Rudy Giuliani, perdiera su licencia de abogado por presentarlas en un tribunal.

“Verán que Donald Trump y sus asesores sabían que, de hecho, había perdido las elecciones”, dijo Cheney. “Pero, a pesar de esto, el presidente Trump se comprometió en un esfuerzo masivo para difundir información falsa y fraudulenta, para convencer a una gran parte de la población estadounidense de que el fraude le había robado las elecciones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.