Indonesia encuentra los restos del submarino desaparecido y lo da por hundido

Agencia EFE
·3  min de lectura

Yakarta, 24 abr (EFE).- Indonesia dio este sábado por hundido el submarino que desapareció en la madrugada del miércoles en aguas de Bali después de encontrar en la zona de búsqueda varios objetos pertenecientes al sumergible, pero las autoridades no abandonan la esperanza de hallar con vida a alguno de los 53 tripulantes.

Yudo Margono, jefe de la Marina indonesia, afirmó hoy en una rueda de prensa que en los últimos días han encontrado partes de un torpedo, un tubo de refrigeración, una tela usada para rezar y lubricante para el periscopio entre otros objetos, lo que podría indicar que se produjo una grieta en la nave.

"No pasó ninguna nave por allí en un radio de diez millas, por lo que los expertos creen que esos objetos pertenecían al KRI Nanggala", declaró Margono.

Las autoridades creen que el KRI Nanggala-402 está ahora a una profundidad de unos 850 metros, pero aseguraron que siguen albergando esperanzas de encontrar con vida a alguno de los 53 tripulantes y se preparan para posibles evacuaciones de supervivientes.

Debido a la gran profundidad a la que creen que se encuentra, sospechan que el submarino comenzó a sufrir grietas cuando se encontraba a entre 400 y 500 metros bajo la superficie, pues no fue diseñado para descender más.

Las perspectivas de encontrar con vida a los tripulantes a bordo del submarino eran ya mínimas desde que la pasada madrugada se cumplió el plazo de 72 horas marcado como límite para las reservas de oxígeno.

Un corte de electricidad durante la sumersión pudo hacer que la tripulación perdiera el control del sumergible y les impidiera realizar la evacuación de emergencia, según la Marina indonesia.

Margono aclaró que el oxígeno dura un máximo de tres días en caso de apagón eléctrico, pero si los sistemas eléctricos siguieran funcionando podría durar hasta cinco días.

AYUDA INTERNACIONAL

Cientos de personas en barcos y helicópteros de la Marina indonesia peinan sin descanso ayudados por el sistema sonar y otros equipos las aguas del norte de la isla de Bali donde se perdió el contacto del submarino KRI Nanggala-402, fabricado en Alemania en 1978, durante unas maniobras militares.

Estaba prevista la incorporación a la búsqueda la pasada noche del Boeing P-8 Poseidon de la Marina de EEUU, diseñado para misiones de guerra antisubmarinas e interceptación de embarcaciones, pero las autoridades indonesias no han confirmado por el momento su llegada.

Además de EEUU, también se han implicado en la búsqueda Australia, India y Singapur, con equipamientos especiales que pueden ayudar a localizar el submarino.

La búsqueda se ha centrado en las últimas horas en nueve puntos dentro de una zona de diez millas náuticas siguiendo el rastro de las fugas de combustible y los campos de magnetismo detectados, que podrían indicar la presencia de la nave.

ÚLTIMA COMUNICACIÓN

Según la información del Ejército indonesio, el submarino inició la inmersión a las 3:46 hora local del miércoles (20:46 GMT del martes) y unos 15 minutos después inició la carga del tubo lanzatorpedo número 8.

La última comunicación con los tripulantes tuvo lugar a las 4:25 hora local (21:25 GMT del martes) y antes de autorizar el lanzamiento del torpedo se perdió la conexión con la nave.

Indonesia cuenta en la actualidad con una flota de cinco submarinos dos de fabricación alemana, incluido el desaparecido, que fue adquirido en 1981, y tres fabricados en Corea del Sur.

La desaparición del submarino evoca otras tragedias como la del sumergible de la Armada argentina "ARA San Juan", con 44 tripulantes, desapareció en 2017 y encontrado un año después, así como el grave accidente del nuclear ruso "Kursk".

El accidente del submarino nuclear ruso, considerado la "joya" de la Flota del Norte rusa, que tuvo lugar el 12 agosto 2000 cuando durante unas maniobras navales quedó sumergido en reposo en el fondo del Ártico con 118 tripulantes a bordo, es el más grave hasta la fecha.

(c) Agencia EFE