Esperan en primera fila para despedir Isabel II

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 13 (EL UNIVERSAL).- El féretro con los restos de la reina Isabel II no llegará sino hasta mañana al Palacio de Westminster, pero la gente ya se ha formado para darle el último adiós.

La primera en la fila es Vanessa Nanthakumaran y ella habló con "The Guardian" sobre el por qué decidió acudir y si la despedida justifica la espera.

A las 11:30 de la mañana de este lunes, Nanthakumaran, de 56 años, pasó por delante del Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, cuando se enteró de que la cola comenzaría en la orilla del río, justo al sur del puente de Lambeth.

Ella pensaba formarse este miércoles, pero cuando vio que se iniciaría la fila, decidió quedarse. "La espera vale la pena", dijo.

El lunes por la noche, las autoridades pidieron a la gente que no esperara ni acampara a lo largo de la ruta por la que el féretro de la Reina será trasladado desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall para ser velado. El Departamento de Digital, Cultura, Medios de Comunicación y Deporte advirtió que si la gente acampa antes del miércoles, "se le puede pedir que se vaya".

Sin embargo, si las personas formadas en la fila se salen, nada garantiza que se les permitirá reingresar.

Originaria de Sri Lanka, Nanthakumaran dijo a "The Guardian" que la reina hizo un gran servicio al país, a nivel internacional, y a la Commonwealth. Contó que su tío abuelo fue nombrado caballero por el rey Jorge VI y que fue invitado a asistir a la coronación del rey antes de la independencia de Sri Lanka.

"Sea lo que sea lo que hicieron por la Commonwealth, tenemos que apreciar lo que hicieron, y por la independencia que finalmente devolvieron cuando Sri Lanka quiso recuperar los derechos", señaló la mujer.

---Bocadillos, ropa cómoda y un impermeable

Nanthakumaran dejó ver cómo se preparó para la espera: vestida con vaqueros y un impermeable, la mujer llevaba una bolsa de plástico llena de bocadillos y agua.

Sus hijas le llevarían provisiones. "Lo primero que me dijeron fue: '¿Estás segura de que vas a estar bien? Van a ser un par de noches", se rió Nanthakumaran.

A unos pasos fueron colocados baños portátiles.

Nanthakumaran tiene experiencia en este tipo de eventos. Después de todo, hizo cola durante horas para el funeral de Diana, la Princesa de Gales, en 1997. "Aquello fue desde la mañana hasta la tarde. Esto es un poco más largo, pero seguro que puedo", añadió.

El Salón de Westminster estará abierto, una vez que llegue el féretro, el miércoles, las 24 horas del día, hasta el lunes, cuando el salón se cerrará para trasladar el ataúd en procesión hasta la Abadía de Westminster, en un funeral de Estado al que se espera asista medio millar de dignatarios extranjeros.