Espera gobierno controlar inundaciones la siguiente semana

·1  min de lectura

VILLAHERMOSA, Tab., noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, informó que la probabilidad de que haya lluvias en el estado ha disminuido, por lo que la próxima semana se podría terminar de controlar el problema de las inundaciones.

Luego de conmemorar el 110 aniversario de la Revolución Mexicana, el gobernador indicó que Centla y Jonuta son los municipios donde actualmente hay mayores afectaciones, aunque esas zonas se podrían ir recuperando en la medida que deje de llover.

"El pronóstico es que va a bajar el potencial de lluvias a partir de mañana y se espera que en la semana próximas no haya lluvias. Eso nos va a ayudar a terminar de controlar la situación, si deja de llover indudablemente eso va a ayudar", dijo.

El titular del Ejecutivo local reconoció el esfuerzo de los tres niveles de gobierno para atender la emergencia.

"Estamos tratando de llevar ayuda de manera directa a la gente, desde luego no hay ayuda que sea suficiente en este momento".

Desde principios de octubre el estado de Tabasco sufrió inundaciones por lluvias intensas, el desbordamiento de ríos y el desfogue de presas. Las autoridades federales han informado que son más de 300 mil personas damnificadas.

Este problema acarreó otros para esta entidad federativa, sobre todo el relacionado con los contagios de Covid-19. Una muestra de eso es que el día de ayer jueves se registró 123 casos positivos.

"Ahorita estamos en semáforo naranja y lo que tendríamos que exhortar a todos es que respetemos las disposiciones (...) si no tomamos las medidas preventivas seguramente regresaríamos a semáforo rojo; ahora nos mantenemos en naranja", señaló López Hernández.