Receta de 'trifle' navideño, cómo hacer uno para chuparse los dedos

Melissa Clark
·7  min de lectura
Soletas o incluso panqué o pastel para el 'trifle' clásico con moras en Nueva York, el 4 de diciembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Simpson/The New York Times)
Soletas o incluso panqué o pastel para el 'trifle' clásico con moras en Nueva York, el 4 de diciembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Simpson/The New York Times)

Ninguno de los postres británicos con sus nombres caprichosos (como ‘roly-poly’, ‘spotted dick’, ‘whim wham’ o ‘Eton mess’) es tan popular de este lado del charco como el ‘trifle’ con crema pastelera o natilla, envinado y cubierto de crema batida.

Los llamativos 'trifles' afrutados y extremadamente alegres son un postre espectacular con un nombre que no lo es tanto.

A pesar de su elegancia, también son muy adaptables. Mientras tengas capas de bizcocho, crema pastelera, algún tipo de fruta o mermelada (o ambos), y una esponjosa nube de crema batida encima, puedes tener tantas variedades como quieras.

Dicho esto, sí hay algunas reglas bastante flexibles que hay que tener en cuenta para obtener el mejor resultado posible.

La primera tiene que ver con el bizcocho. Es lo que une al ‘trifle’; la capa del pan añade sustancia a toda la cremosidad etérea que lo cubre. Pero no es necesario hacerlo desde cero. Las soletas compradas en la tienda (también conocidas como bocados de dama o lenguas de gato) y el pastel de caja son elecciones que dependen del tiempo que tengas. Un panqué o panettone también funcionan.

En segundo lugar, querrás considerar el remojo. Luego, asegúrate de que el pastel esté bien hecho. Añade el jerez o cualquier otro líquido que estés usando poco a poco, para permitir que el pan lo absorba y luego añade más si ves algún punto seco.

Aunque por lo general se utiliza jerez dulce, Diana Henry, la escritora gastronómica que reside en Londres y autora de muchos libros de cocina, entre ellos “From the Oven to the Table” (Mitchell Beazley, 2019), también recomienda vino de Madeira, Marsala, un oporto e incluso whisky, bourbon o ginebra.

“Un 'trifle' sin alcohol es solo dulce”, escribió en un correo electrónico.

Dicho esto, usar jugo de fruta estimulante junto con su fruta, por ejemplo, jugo de naranja con capas de gajos azucarados de naranja sanguina o naranja dulce, o sidra de manzana con vinagre de sidra de manzana junto con manzanas escalfadas o salteadas, funcionaría de maravilla en un postre más templado.

Aunque no hay que hacer el bizcocho desde cero, sí debes preparar la crema pastelera o natilla. También debe ser lo suficientemente espesa para que se aglutine en la cuchara y se mantenga entre la crema, la fruta y el pastel. Prepárala con mucha vainilla, ralladura de cítricos o especias, o bien puedes usar crema de limón o pudín de chocolate si lo prefieres.

Por último, decora la parte superior con almendras o galletas amaretti para agregarle una textura crocante, o fruta fresca o glaseada para darle color, o nada en absoluto si deseas una versión más minimalista. Y guarda las sobras para los próximos días (se conserva durante varios días tapado en el refrigerador).

Como Henry sostiene, si te gustan todos los ingredientes que añades al tazón, nada puede salir mal.

“Con el ‘trifle’”, escribió, “deberías ser capaz de cambiar y romper las reglas”.

Receta: ‘Trifle’ clásico con moras o cítricos

'Trifle' clásico con moras en Nueva York el 4 de diciembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Simpson/The New York Times)
'Trifle' clásico con moras en Nueva York el 4 de diciembre de 2020. Estilista de alimentos: Simon Andrews. (Christopher Simpson/The New York Times)

Rinde para 6 a 8 porciones

Tiempo total de preparación: 1 hora, más tiempo para dejarlo enfriar

Para la crema pastelera:

1/3 de taza /65 gramos de azúcar granulada

2 1/2 cucharadas /20 gramos de fécula de maíz

Una pizca de sal de mar fina

4 yemas de huevo

1 taza/240 mililitros de crema para batir

3/4 de taza /180 mililitros de leche entera

Condimentos opcionales: 1 cucharadita de ralladura de naranja o limón, 1 varita de canela o 6 vainas de cardamomo

2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para la fruta:

1 1/2 tazas de moras o 3 naranjas (una mezcla de naranja sanguina y naranja dulce luce bien)

1 a 2 cucharaditas de azúcar granulada

Para el montaje:

Alrededor de 6 a 8 soletas (también conocidas como bocados de dama o lenguas de gato, o panqué o pastel), y un poco más si se desea

Mermelada de moras o de naranja

1/4 de taza de jerez, madeira, vino de postre, brandy o jugo de naranja, y un poco más de ser necesario

1 taza /240 mililitros de crema para batir

1 cucharadita de azúcar glas

Almendras rebanadas, cáscara de cítrico confitada, amaretti desmoronadas o moras, para decorar (opcional)

Preparación:

1. Prepara la crema pastelera: En un tazón grande, mezcla el azúcar, la fécula de maíz y la sal. Agrega las yemas de huevo y bate hasta obtener una textura homogénea.

2. En una cacerola mediana, calienta la crema, la leche y cualquiera de los condimentos opcionales a fuego medio hasta que hierva a fuego lento.

3. Poco a poco bate 1/2 taza de la mezcla de crema caliente en la mezcla de las yemas hasta que se incorpore. Bate la mezcla de huevo constantemente, agrega la crema restante lentamente. Vierte la mezcla de huevo en la cacerola y colócala a fuego medio-bajo.

4. Cocina la crema pastelera, sin dejar de revolver, en especial el fondo y los bordes de la cacerola, hasta que la crema pastelera se haya espesado lo suficiente como para aglutinarse en la cuchara, de 5 a 10 minutos. No dejes que hierva, pero unas pocas burbujas de cocción a fuego lento están bien. Si en cualquier momento comienza a cuajarse, retira la olla del fuego y bate con fuerza. Debería alisarse.

5. Una vez que la crema pastelera esté espesa, vacíala en un recipiente, mézclala con vainilla y envuelve el recipiente con plástico. Deja enfriar durante al menos 30 minutos. En este punto, puedes dejar enfriar la crema pastelera hasta 3 días o usarla para montar el ‘trifle’. Retira la varita de canela o las vainas de cardamomo, de usarlas, justo antes de montar el 'trifle'.

6. Prepara la fruta: Si usas moras, colócalas en un tazón, espolvorea con azúcar al gusto y usa un tenedor para machacarlas. Si usas naranjas, sepárales por gajos: corta la parte superior e inferior de cada una, exprime el jugo de los gajos cortados en un tazón. Con un cuchillo de pelar, corta la cáscara y toda la parte blanca de la fruta. Haz esto encima del tazón para reservar el jugo, rebana los gajos separándolos de la membrana, y deja que la fruta caiga en el tazón. Está bien si los gajos se separan, porque los vas a machacar. Cuando hayas separado todos los gajos de las membranas, machácalos en el tazón para liberar todo el jugo que sea posible. Espolvorea las naranjas con azúcar, al gusto, y, con las manos, rompe los gajos en pedazos. Queremos obtener una mezcla carnosa y jugosa en el tazón. Debe haber mucho líquido. Deja macerar las naranjas o las moras durante 20 minutos.

7. Para montar el ‘trifle’, esparce una capa gruesa de mermelada sobre una capa de soletas. Coloca las soletas, con la mermelada hacia abajo, en el fondo de un platón mediano (6 a 8 tazas) para ‘trifle’ o en cualquier otro tazón o platón (o usar recipientes o tazas o vasos individuales). Hay que cubrir el fondo por completo y, si usas un tazón, deja que suba un poco por los lados; rompe las soletas si es necesario para que quepan.

8. Rocía el jerez (o cualquier otro líquido que estés usando) sobre las soletas y asegúrate de bañarlas bien. Sé generoso: no queremos que nada quede seco.

9. Con una cuchara, coloca las frutas y todos sus jugos sobre las soletas. Cubre con la crema pastelera. Si deseas una mayor proporción de bizcocho y crema pastelera, puedes romper las soletas y esparcirlas sobre la crema pastelera y luego rociarlas con más jerez. Coloca un trozo de plástico adherente sobre la superficie y refrigera durante 3 horas como mínimo o 24 horas como máximo.

10. Cuando estés listo para servir, con una batidora eléctrica o un batidor de globo, bate la crema y el azúcar glas hasta que haya subido; debe estar ligeramente a punto de turrón. Con una cuchara, coloca la crema batida encima del 'trifle' y decora como prefieras. Sirve de inmediato (este postre se conserva en el refrigerador durante 2 o 3 días bien tapado).

© 2020 The New York Times Company

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

La dulzura de los vinos de Oporto

Salmón: un impresionante platillo principal con solo cinco ingredientes

Ocho lugares de sándwiches en la CDMX que no te puedes perder

EN VIDEO: Doña Ángela te da recetas de cocina