Espacio para migrantes en México, uno de los compromisos en Cumbre

CIUDAD DE MÉXICO, enero 10 (EL UNIVERSAL).- Los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmaron compromisos en seis áreas fundamentales, como parte de la Cumbre de Líderes de América del Norte, entre los que destacan el diseño de un espacio para migrantes que estará a cargo autoridades nuestro país.

Los compromisos son en las áreas de diversidad, equidad e inclusión; cambio climático y medio ambiente; competitividad; migración y desarrollo; salud y seguridad regional.

Estos fueron asumidos por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Además, se negociaron en conjunto con todas las secretarías y dependencias del gobierno federal involucradas en estos temas.

Migración

El Gobierno de México aceptó diseñar un espacio de servicios de empleo, asistencia y protección para personas refugiadas, en colaboración con organismos internacionales. Dicho espacio ofrecería servicios y alternativas de protección, documentación y movilidad laboral, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y el Servicio Nacional de Empleo (SNE) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Además, los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá colaborarán con el Gobierno de México y organismos internacionales para ofrecer servicios y asistencia para personas refugiadas en dicho espacio, el cual no contempla tareas de control migratorio.

Por otra parte, los mandatarios acordaron trabajar para aumentar la participación y promoción de las vías regulares como alternativa a la migración irregular en América; fortalecer los procesos de asilo para garantizar que se reciba ayuda y protección, y colaborar en la promoción de una narrativa pública balanceada sobre migrantes y refugiados para apoyar su inclusión en la región.

Seguridad

Los tres países se comprometieron con la implementación de estrategias para construir la paz y fortalecer nuestra seguridad regional en contra de amenazas domésticas, regionales y globales, así como para combatir el tráfico de armas, drogas y la trata de personas.

También se pactó el desarrollo de una posición norteamericana sobre el Registro de nombres de los pasajeros (PNR); el intercambio continuo de entrenamiento y mejores prácticas para respuesta a emergencias para mantener nuestras comunidades a salvo, la colaboración para promover la seguridad nuclear, así como compartir las mejores prácticas de ciberseguridad.

Salud

En este punto, acordaron enfocar los esfuerzos trilaterales en la revisión y lanzamiento de un nuevo Plan Norteamericano para Influenza Pandémica y Animal (NAPAPI) como un instrumento de respuesta rápida y coordinación ágil en materia de preparación y respuestas a un espectro más amplio de amenazas a la seguridad sanitaria, incluyendo a la influenza y otras enfermedades.

Competitividad

Los tres países explorarán las vías para fortalecer sus cadenas de suministro regionales a través de diálogos público-privados.

Señalaron que los minerales críticos son cruciales para un futuro sostenible en la región y por ello buscan utilizar al máximo el potencial de las cadenas de suministro de minerales críticos y semiconductores a través de la adaptación de las políticas gubernamentales para aumentar la inversión, el mapeo de recursos minerales críticos y desarrollo de capacidades.

Cambio climático y medio ambiente

Sobre este tema, se comprometieron a cooperar en políticas de transición energética, incluyendo la adopción de vehículos de cero emisiones y la transición hacia combustibles más limpios para el sector de transportes en América del Norte.

Además, acordaron reducir las emisiones de metano y seguir trabajando en áreas de interés trilateral, incluyendo intercambios técnicos.

Diversidad, equidad e inclusión

Los países de América del Norte impulsarán iniciativas regionales y de cooperación internacional, así como estrategias para fomentar la equidad y la justicia racial en sus políticas públicas. También se enfocarán en combatir la violencia contra mujeres y niñas indígenas y personas LGBTQI+, incluyendo el acoso y abuso en línea por razones de género.