Española condenada por no entregar hijos a su padre italiano entra en prisión

Granada (España), 11 jun (EFE).- Una española condenada por no entregar a sus dos hijos a su padre, un italiano a quien denunció varias veces por maltrato, ingresó este viernes en un centro para cumplir la condena de dos años y medio de prisión.

Juana Rivas acudió a un centro de inserción social de la ciudad española de Granada (sur), informó su abogado, Carlos Aránguez.

El letrado aseguró en un comunicado que utilizará "todas las vías legales" para que esta situación "dure el menor tiempo posible" y sea estimado el recurso presentado contra la orden de entrada en prisión, que debía cumplir antes de este próximo sábado.

El abogado recordó que ya fue solicitado el indulto al Gobierno español, después de que el Tribunal Supremo del país determinó que la sentencia era firme por un delito de sustracción de menores por no haber entregado sus hijos al padre, su expareja el italiano Francesco Arcuri, en 2017.

"Estos son momentos muy difíciles. Jamás en mi vida hubiera pensado que nos pasaría algo así. Creo que principalmente esta condena es para mis hijos. Voy a cumplir con una decisión que considero muy injusta, pero que no voy a desobedecer", indicó Rivas, en un comunicado difundido por su letrado.

"No tuve más remedio que entregar a mis hijos a Arcuri. La justicia así me lo exigió. Pero en cambio, mi denuncia por maltrato contra él estuvo 13 meses guardada en un cajón. Para después de 30 meses más, ser archivada sin escucharme siquiera", lamentó.

El abogado de Arcuri, Enrique Zambrano, consideró que el ingreso en ese centro en lugar de en una prisión, una posibilidad que ofrece Instituciones Penitenciarias de España para determinados tipos de condena, como personas que delinquen por primera vez y sus condenas no son elevadas, es "el único beneficio" al que podría acceder.

"No es merecedora de ningún otro dada su actitud", dijo a Efe, en alusión a que Rivas "no ha mostrado ningún arrepentimiento".

Los hechos se produjeron en 2017, cuando la madre permaneció un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre con el argumento de protegerlos frente a él, quien en 2009 fue condenado por lesionarla y al que ella volvió a denunciar por maltrato en 2016.

Tras varios requerimientos para que devolviera a sus hijos y después de que su expareja denunciase la desaparición, la madre entregó un mes después en Granada a los dos niños, que permanecen en Italia con el padre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.