España y la UE destacan el papel de Costa Rica en la situación migratoria regional

Agencia EFE
·3  min de lectura

San José, 15 feb. (EFE).- España y la Unión Europea (UE) destacaron el papel regional que juega Costa Rica en la acogida de migrantes y el respeto a sus derechos humanos, así como la importancia de la cooperación internacional para llevar a cabo esa tarea y visibilizar la situación de Centroamérica.

La embajadora de España en Costa Rica, Cristina Pérez, dijo a Efe que el tema migratorio en Centroamérica es serio y que su país busca dar más visibilidad internacional a la situación como líder de la plataforma Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones al desplazamiento forzado en Centroamérica y México (MIRPS).

"Muchas veces en regiones como Centroamérica no se tiene en cuenta que hay un problema serio de refugio y migración, no solamente en el triangulo norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), sino que en Costa Rica donde el 10 % de la población es migrante o refugiada y un 2 % que es solicitante de asilo", declaró la embajadora.

Destacó la política enfocada a derechos humanos que tiene Costa Rica así como su compromiso y sus altos estándares de protección, pero recordó que la cantidad de migrantes que recibe el país es "muy importante y exige un esfuerzo muy grande del Estado y de la región".

Pérez dijo que España tiene una sensibilidad especial con los asuntos migratorios y vínculos históricos con Centroamérica, que le motivan a cooperar para buscar soluciones.

"La solución no puede ser unilateral. Por muy fuerte o importante que sea, un país no puede hacer frente a los retos que supone el tema de refugio y migración por sí solo. Siempre hemos defendido un enfoque regional en el que se contemple el principio de responsabilidades compartidas", expresó.

La embajadora comentó que en la plataforma MIRPS España impulsa la participación de sociedad civil, empresas privadas y alianzas con organismos internacionales para colaborar con los países centroamericanos.

"Queremos echar una mano en un momento en que Centroamérica va a ver una tensión migratoria y de refugio importante por el fenómeno sanitario, el ambiental y posiblemente el político", comentó Pérez.

En ese sentido, destacó que Costa Rica es un socio "muy importante" con el que España ha colaborado en capacitación de personal migratorio, en la gestión de albergues temporales para migrantes, y en programas de asistencia para nicaragüenses y venezolanos.

Por su parte, la embajadora de la Unión Europea, María Antonia Calvo, subrayó que Costa Rica "es uno de los países que merecen apoyo" en materia migratoria y subrayó que desde 2019 la UE ha destinado a este país unos 7 millones de euros en cooperación.

"Hemos dado un apoyo a la política de refugio para la protección de los derechos de estas personas. Costa Rica ha sido país que ha tenido enfoque en derechos humanos y queremos que siga por esta senda. Comprendemos que es difícil para un país con 21 % de desempleo y 26% de pobreza hacer frente a un 10% de migrantes en su población", manifestó.

Según Calvo, Costa Rica "recibe tantos migrantes como México en proporción".

La embajadora comentó que Costa Rica acoge migrantes nicaragüenses, cubanos, haitianos, venezolanos y de países fuera del continente, tanto para refugio como para el paso por la región.

Calvo explicó que la cooperación de la UE va dirigida a apoyar políticas públicas de derechos humanos, refugio, educación y empleo junto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional del Trabajo.

Para la embajadora, la migración supone también una oportunidad para los países de acogida, pues muchas de estas personas se integran al mercado laboral costarricense en labores vitales para la economía como la agricultura y el comercio.

(c) Agencia EFE