España: El Tribunal Supremo retira la principal acusación contra el catalán Carles Puigdemont

AFP

La justicia española retiró este 12 de enero el delito de sedición contra el catalán Carles Puigdemont por su papel en la tentativa de secesión de 2017, aunque se mantiene su "procesamiento por malversación y desobediencia".

El juez del Tribunal Supremo encargado de la causa contra el exlíder independentista Carles Puigdemont "aplica la derogación de la sedición a Puigdemont pero mantiene su procesamiento por malversación y desobediencia", indicó el organismo en un comunicado.

Penas más bajas

Las penas a las que podría enfrentarse el ahora eurodiputado, y residente en Bélgica desde su marcha tras el fallido intento de secesión de 2017, en caso de ser finalmente juzgado en España serían, en consecuencia, mucho más bajas de las que se podían anteriormente.

El delito de sedición, principal cargo por el que la justicia española reclamaba la extradición de Puigdemont, fue suprimido con la reforma del Código Penal adoptada a finales de diciembre por el Parlamento.

El delito fue sustituido por el de "desórdenes públicos", que conlleva penas más suaves, pero esta nueva tipología no puede ser aplicada a Puigdemont, según estima el magistrado Pablo Llarena en su auto.

Reforma del Código Penal

Presidente de Cataluña durante el intento separatista de esta dinámica región del noreste español en 2017, Puigdemont ahora es reclamado únicamente por malversación de caudales públicos y desobediencia.

Los nueve dirigentes secesionistas condenados a penas de nueva a 13 años de prisión por su implicación en el intento de independencia fueron culpados de un delito de sedición, y en algunos casos, también por malversación.


Leer más sobre RFI Español