España revisará la previsión de crecimiento para 2021 para recoger el impacto de la tercera ola

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en Montauban

MADRID, 6 abr (Reuters) - España actualizará sus perspectivas económicas para 2021 a fin de reflejar el impacto de la tercera ola de la pandemia de coronavirus, que afectó al crecimiento del país en enero y febrero, declaró el martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una conferencia de prensa.

Ante el aumento de los contagios tras las primeras vacaciones en Navidad, las autoridades regionales españolas aplicaron diversas restricciones a los negocios no esenciales, incluyendo el cierre generalizado de bares y restaurantes en algunas zonas.

"La tercera ola ha tenido un impacto considerable en los dos primeros meses del año", dijo Sánchez.

Sin embargo, el presidente español añadió que "en marzo hemos visto una aceleración que está absolutamente correlacionada con la relajación de medidas y restricciones y la reactivación económica."

El Gobierno proyecta un repunte del 7,2% para este año, después de que la producción se hundiera casi un 11% en 2020, pero el Banco de España y otros analistas esperan un crecimiento más lento.

A pesar del golpe de las restricciones a principios de año, el Fondo Monetario Internacional elevó su previsión de crecimiento para 2021 al 6,4% desde la del 5,9% anterior, como parte de una mejora más amplia de sus perspectivas mundiales.

Destacando que la recuperación total sigue siendo una perspectiva lejana, Sánchez apuntó a los datos positivos del desempleo en marzo como señal de que la economía española está empezando a salir de la crisis.

"Estamos aún lejos, pero poco a poco estamos viendo los efectos de la reactivación".

El número de personas desempleadas inscritas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de España en el mes de marzo se redujo en 59.149, un 1,48% con respecto al mes anterior, aunque unas 3,9 millones personas siguen sin trabajo.

La llegada de turistas a España se desplomó un 93,6% en febrero con respecto al mismo mes de hace un año, ya que los visitantes se mantuvieron alejados de bares y playas en el que suele ser el segundo país más visitado del mundo.

El turismo internacional a España se desplomó un 80% hasta los 19 millones de visitantes el año pasado, el más bajo desde 1969.

(Información de Nathan Allen, Aida Peláez-Fernandez, Emma Pinedo y Belén Carreño; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)