España repatrió a dos mujeres y 13 niños de campos yihadistas en Siria

El gobierno de España anunció este martes que repatrió a dos mujeres españolas y trece niños a su cargo que se encontraban en campos de prisioneros yihadistas en el noreste de Siria.

El grupo aterrizó la noche del lunes al martes en el aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz, cerca de Madrid, señaló un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, dos meses después de que el gobierno accediera a retornar al país a tres mujeres y a trece niños.

El comunicado no hizo mención de la tercera mujer, pero el diario El Mundo, el primero en revelar la información sobre la llegada del grupo desde Siria, dijo que se trataba de una maestra de Ceuta, un enclave español en el norte de Marruecos, que no pudo ser localizada.

Al llegar a España, las mujeres quedaron bajo custodia de la Policía Nacional, mientras que los niños fueron entregados a los servicios sociales de la región de Madrid, agregó el comunicado.

Según los medios españoles, nueve de los niños que llegaron son de las mujeres y los otros cuatro son huérfanos a su cargo.

Un portavoz de la Audiencia Nacional, una alta jurisdicción con sede en Madrid, indicó a la AFP que las mujeres, una viuda y otra esposa de un yihadista del Estado Islámico (EI), serán presentadas ante un juez este miércoles, bajo acusación de terrorismo.

Miles de extremistas viajaron desde Europa a Siria para convertirse en yihadistas del EI, y en ocasiones se llevaron a sus esposas e hijos para vivir con ellos.

El retorno de las familias de los yihadistas capturados o muertos en Siria e Irak ha sido un tema sensible en todos los países europeos desde 2019, cuando colapsó el llamado "califato" del EI.

Hasta que cambió de opinión en noviembre, el gobierno español se había negado a estas repatriaciones.

Las mujeres habían estado desde 2019 en varios campos de yihadistas en Siria.

Ellas aseguran haber viajado engañadas por sus maridos y que no participaron en acciones yihadistas, según informó el diario El País en noviembre.

España había accedido a repatriar a una cuarta mujer marroquí, viuda de un ciudadano español, y a sus tres hijos, pero en 2020 escaparon del campamento en la frontera con Irak y se desconoce su paradero.

Otros países europeos como Francia, Alemania, Bélgica y Holanda han repatriado a familiares de yihadistas.

hmw/mg/du/zm