España recupera dos tomos del siglo XVII de obras de Juana Inés de la Cruz

Nueva York, 30 ago (EFE).- Dos tomos editados a finales del siglo XVII con escritos de sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695) que fueron sacados ilegalmente de España han sido entregados este martes a las autoridades españolas por la Fiscalía de Nueva York, en una ceremonia presidida por los textos de la religiosa, poetisa e intelectual.

Se trata de dos volúmenes que fueron publicados en España en 1689 y 1701, y que forman parte de una colección de 3 tomos que contienen las obras completas de sor Juana Inés, descrita ya por sus contemporáneos como "El fénix de México, la décima musa o la poetisa de América" y que fueron subastados en Nueva York.

La recuperación fue posible gracias a la voz de alarma dada por un experto en libros antiguos de España que se puso en contacto con la Guardia Civil cuando vio las fotografías de los libros difundidas por la casa de subastas Swann Auction Galleries, que los sacó a subasta con un precio de venta de entre 80.000 y 120.00 dólares.

"Hicimos investigaciones y en colaboración con el Ministerio de Cultura comprobamos que esos volúmenes habían salido ilegalmente de España porque no tenían el preceptivo permiso de exportación y nos pusimos a trabajar en ello", explicó a Efe el comandante de la Guardia Civil Roberto Tirado Muñoz, que se trasladó hasta Nueva York para llevar de vuelta las obras de la religiosa, una pionera en los derechos de la mujer.

UN VOLUMEN POR RECUPERAR

Tirado, que el viernes regresará a España junto al Coronel Jefe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil Alfonso López Malo y los dos valiosos volúmenes, lamenta que, de momento, el tercer tomo de las obras de Sor Juana Inés de la Cruz se quedará en Nueva York, en manos de su actual poseedor.

Explica que la clave para la recuperación de los trabajos de la escritora mexicana, nacida en la entonces Nueva España, fueron los sellos de propiedad (exlibris) del Convento de las Carmelitas Calzadas de Santa Ana en Sevilla (España) que están impresos en ambos volúmenes.

Se trata de la primera edición del "Segundo Tomo de las obras de soror Juana inés de la Cruz", impreso en Madrid en 1689 y de la segunda edición de "Fama, y obras posthumas, tomo tercero del Fénix de México, y décima musa, poetisa de la América", editado en Barcelona en 1701.

Sin embargo, el tercer volumen, titulado "Inundación castalida de la única poetisa, musa décima", también una primera edición impresa en Madrid en 1689, no tenía ese sello de propiedad del convento y, como consecuencia, su proceso de recuperación se demorará.

Para ello, explica Tirado, se deberá abrir un proceso judicial en España y el juez tendrá que solicitar a las autoridades estadounidenses la devolución del tomo, un procedimiento que podría dilatarse años.

EL LARGO PERIPLO DE LOS ESCRITOS DE SOR JUANA INÉS

Las obras, que según los investigadores fueron sustraídas ilegalmente del convento, ya que no constan documentos de su venta, han pasado por varias manos antes de su recuperación.

La pista de la Guardia Civil se remonta a un coleccionista catalán, cuyos herederos vendieron esos libros, que después fueron adquiridos por una librería de Madrid a través de una casa de subastas de Barcelona.

Esta librería, cuyo nombre, al igual que el del resto de los eslabones de la cadena no fue desvelado por los funcionarios de seguridad, se lo vendió a un ciudadano mexicano que se los llevó de contrabando a Estados Unidos, antes de que aparecieran a la venta en la casa de subastas.

Alexandra Nelson, de la casa de subastas Swann, explicó a Efe en un correo eléctronico que los 3 volúmenes fueron finalmente vendidos por 50.000 dólares en total, antes de que las autoridades les comunicaran que había un problema, momento en el que la galería "facilitó su devolución".

En la ceremonia de entrega de estos históricos escritos y que fue celebrada en la sede de la Fiscalía de Manhattan, participaron el fiscal general de este distrito neoyorquino, Alvin Bragg, el coronel Alfonso López, la embajadora de Estados Unidos en España, Julyssa Reinoso, y la cónsul de España en Nueva York, Caridad Batalla Junco, que alabaron la colaboración entre los cuerpos de seguridad y las autoridades de ambos países.

Jorge Fuentelsaz

(c) Agencia EFE