España ratifica su posición sobre el Sáhara y Marruecos

·2  min de lectura

Madrid, 21 may (EFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ratificó que la posición de España respecto al Sáhara Occidental y Marruecos no ha cambiado por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un "gesto humanitario" que, según ella, no supone tomar partido en el contencioso.

En una entrevista publicada este viernes por el periódico La Razón, González Laya aludió en varias ocasiones a la "discreción" necesaria para resolver la crisis con Marruecos tras la avalancha de inmigrantes que se lanzaron a nado a las playas de la ciudad española de Ceuta, en el norte de África, ante la relajación de la vigilancia en lado marroquí de la frontera.

También insistió en defender la decisión del Gobierno español, por exclusivos motivos humanitarios, de permitir que Ghali, enfermo de covid, fuera hospitalizado en Logroño (en el norte de España).

Aseguró igualmente que su entrada en España, con un nombre supuesto, "no fue secreta, sino discreta", sin aclarar si hubo o no discrepancias en el Ejecutivo a la hora de tomar la decisión porque se trata de "una cuestión de España" y no "de personas, ni de ministerios, ni de ministros".

Según su diagnóstico, la crisis se resume en "un rechazo" por parte de Marruecos de un "gesto humanitario" con alguien "gravemente enfermo de covid que ha desencadenado una respuesta unilateral en forma de crisis migratoria".

"Si la cuestión es que con ese gesto humanitario España está tomando partido en el contencioso del Sáhara Occidental, la respuesta clara y rotunda del Gobierno es no", agregó.

Por ello, recalcó que este conflicto necesita "una contención política que tiene que ser negociada en el marco de Naciones Unidas" y afirmó que "no hay país que haya sido más respetuoso que España en este tema".

(c) Agencia EFE