España promete una respuesta "constructiva" a los obstáculos comerciales impuestos por Argelia

·2  min de lectura

El gobierno español afirmó el jueves que responderá de manera "constructiva" a las restricciones comerciales impuestas por Argelia a raíz del cambio de posición de Madrid sobre el Sáhara, y expresó también su convicción de que seguirá recibiendo gas argelino.

"Estamos analizando el alcance, las consecuencias prácticas, tanto nacionales como europeas, de esa medida", dijo a la prensa el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

El objetivo de Madrid, continuó Albares, es dar una respuesta "de manera serena, de manera constructiva, pero también de manera firme en la defensa de los intereses de España y de sus empresas".

La Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) argelinos anunció el miércoles por la noche restricciones a las transacciones financieras con España, incluyendo "la congelación de las domiciliaciones bancarias de operaciones de comercio exterior de productos y servicios desde y hacia España".

Poco antes, Argelia había anunciado la suspensión del tratado bilateral de amistad, buena vecindad y cooperación, firmado en 2002 y que enmarcaba relaciones en sectorees como la seguridad, el desarrollo o las finanzas.

El gobierno del socialista Pedro Sánchez dio un cambio radical a la tradicional neutralidad de Madrid en el asunto del Sáhara Occidental, y respaldó el plan marroquí de autonomía de esa ex colonia española, encolerizando a Argelia, rival de Marruecos y principal apoyo del movimiento independentista saharaui Frente Polisario.

La reacción de Argel hace temer que afecte al suministro de gas natural a España.

Unida a la península ibérica por un gasoducto submarino (el Medgaz), Argelia suministra a España algo menos del 30% de gas que consume.

"Las relaciones comerciales que existen entre la empresa de gas [argelina] Sonatrach y las empresas españolas que compran gas son relaciones comerciales", y tienen "obligaciones contractuales", recordó el jueves la ministra española de Transición Energética, Teresa Ribera.

Ribera expresó su confianza en que esta relación "siga funcionando como lo que es, porque si no sería otro tipo de problema más complejo a resolver, no a través de relaciones diplomáticas sino probablemente a través de (…) tribunales".

El suministro de gas a España "está sujeto a contratos de medio plazo. Y nosotros no tenemos dudas de que Argelia siempre ha cumplido con esos contratos y lo va a seguir haciendo", ahondó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

al-vab/CHZ/er/al/mar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.