España quiere prohibir a las empresas atender a los clientes con sistemas robotizados

El anteproyecto de ley obliga a las empresas a tener una persona real en el servicio de atención al cliente, limita a tres minutos la espera máxima y obliga a resolver las reclamaciones en 15 días. Para evitar las molestas respuestas automatizadas a los clientes que quieren poner una reclamación. La idea es acabar con los laberintos burocráticos de muchas empresas para impedir el derecho a reclamar de las familias, que pierden una enorme cantidad de energía, tiempo y dinero en el proceso y a veces, acaban renunciando a él.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.