España: El PP obtiene mayoría en la legislatura de Andalucía

·3  min de lectura

BARCELONA (AP) — El Partido Popular de España se apuntó un enorme triunfo el domingo en el sur de Andalucía, llevándose una mayoría absoluta en la legislatura que le evitará tener que recurrir al apoyo de la extrema derecha para gobernar la región más poblada del país.

Con 99% de los votos computados, este tradicional partido conservador encabezado por Juanma Moreno mantendrá su presidencia del gobierno de Andalucía al asegurar 58 escaños del Parlamento regional, tres más de los 55 necesarios para tener la mayoría absoluta. Fue un gran incremento en comparación con sólo 26 bancas que ganó en 2018, cuando Moreno ascendió al poder a través de una coalición que puso fin a más de tres décadas de gobiernos socialistas.

La amplia victoria asegurará que Moreno no tenga que recurrir al respaldo del partido Vox de ultraderecha, que había dicho que lo apoyaría a cambio de cierta participación en el gobierno.

Moreno encabezó un gobierno de coalición de centro-derecha durante los últimos cuatro años después de que partidos de derecha pusieron fin al control de los socialistas en Andalucía durante 36 años. Se le reconoce haber encabezado una campaña exitosa con una plataforma moderada, la cual incluía la defensa de las leyes de igualdad de género que Vox quiere derogar.

“Hoy hemos hecho historia en Andalucía”, declaró Moreno ante una multitud en Sevilla. "Quiero que esta nueva etapa empiece con humildad. Porque en el PP de Andalucía hemos perdido muchas elecciones, estamos bien entrenados en aceptar la derrota. Con esta contundente victoria quiero que seamos serenos y humildes, porque es nuestra forma de entender la política".

Los socialistas del presidente del gobierno Pedro Sánchez no lograron repuntar y obtuvieron 30 escaños, una ligera disminución con respecto a los 33 que ganaron en 2018.

Más de 6.600.000 personas tenían derecho al voto en los comicios, que el Partido Popular espera sean un indicio de lo que se avecina en las elecciones nacionales, las cuales se tendrán que llevar a cabo antes de que concluya 2023.

Ahora Sánchez enfrentará incluso mas presión después de que su gobierno ha pasado apuros para hacer frente al impacto de la inflación desenfrenada, que amenaza con atenuar la recuperación económica de los estragos causados por la pandemia de COVID-19.

Fueron los primeros comicios desde que Alberto Núñez Feijóo asumió las riendas del Partido Popular en abril después de que su predecesor Pablo Casado tuvo que salir tras una desagradable disputa pública con otra personalidad del partido, la combativa Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. El estilo político de Feijóo de proyectar una imagen tranquila y seria enfocada en gobernar eficazmente engrana bien con Moreno.

Vox albergaba esperanzas de convertirse en una fuerza determinante en la región, en la que había obtenido su primera representación en un órgano legislativo, pero sólo pudo incrementar sus escaños a 14, de los 12 que obtuvo en 2018. Vox tomó parte en un gobierno regional por primera vez este año después de que el PP requirió de su apoyo para poder mantener el gobierno de Castilla y León.

Los partidos de extrema izquierda que forman la coalición Unidas Podemos —la cual se encuentra en coalición a nivel nacional con el Partido Socialista Obrero Español— sólo ganaron siete escaños, en comparación con los 17 que tenían.

El partido Ciudadanos de centro-derecha continuó su caída en el panorama político español al no lograr ganar ni una banca, cuatro años después de que obtuvo 21. Previamente había sido el miembro más nuevo en el gobierno de Moreno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.