España y la ONU promueven el respeto de los DDHH en la lucha antiterrorista

·4  min de lectura

Naciones Unidas, 25 may (EFE).- España y Naciones Unidas se unieron este martes para defender la importancia de respetar los derechos humanos en la lucha antiterrorista, subrayando que no sólo es una obligación legal y moral, sino una forma más efectiva de hacer frente a esta amenaza.

"La necesidad del respeto de los derechos humanos en el desarrollo de la lucha contra el terrorismo es una de las principales lecciones extraídas de nuestra experiencia", declaró la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en un discurso en inglés.

La ministra intervino en la apertura de una conferencia virtual de dos días organizada por el Gobierno de España y la oficina antiterrorista de la ONU para discutir con expertos de derechos humanos y con la sociedad civil fórmulas para mejorar la prevención y la lucha contra el terrorismo.

González Laya recordó que el respeto de los derechos humanos es tanto una obligación legal para los Estados, como una "obligación moral", pues no se puede recurrir a métodos incompatibles con los principios y valores que definen la sociedad.

Pero además, subrayó, se trata de una cuestión de "efectividad operativa", pues hay numerosos ejemplos que demuestran que cuando los derechos humanos se respetan, la lucha contra el terrorismo funciona mejor.

"Mi mensaje es sencillo: el antiterrorismo no es efectivo sin derechos humanos y los derechos humanos no se pueden proteger sin un antiterrorismo efectivo", apuntó en esa línea el jefe de la oficina contra el terrorismo de la ONU, el ruso Vladímir Voronkov.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, insistió en esa idea: "Estoy convencida de que las respuestas al terrorismo deben estar ancladas en los derechos humanos y en el Estado de derecho, porque es la forma correcta de hacerlo y porque, al final, es el enfoque más efectivo".

LA REPRESIÓN, CONTRAPRODUCENTE

"La lección de las últimas dos décadas es que la mano dura, la represión y las respuestas militarizadas no solo no funcionan, son contraproducentes", subrayó la expresidenta chilena.

Además, recalcó que, aunque nada justifica el terrorismo, es necesario dar respuesta a situaciones que hacen que florezca, desde el mal gobierno y la corrupción hasta la discriminación o los abusos de los derechos humanos.

"Para una prevención efectiva del terrorismo, es vital actuar ante los desafortunadamente frecuentes casos de uso desproporcionado e innecesario de la fuerza en las respuestas militares y de las agencias del orden, así como ante la falta de respeto de derechos al juicio justo en procedimientos antiterroristas", insistió.

Bachelet denunció que actualmente se ven alrededor del mundo demasiados casos en que manifestantes, periodistas o defensores de los derechos humanos son catalogados como terroristas por parte de Gobiernos, que usan leyes con definiciones poco claras de forma abusiva.

Según dijo, "esto no es solo injusto, sino que también es enormemente dañino para los propios esfuerzos antiterroristas".

"Las críticas a las autoridades y las manifestaciones pacíficas contra las autoridades no son terrorismo. La conducta no violenta nunca debería considerarse terrorismo", insistió.

ESTRATEGIA GLOBAL

La discusión organizada por España y la ONU tiene lugar en un momento en el que la Asamblea General de Naciones Unidas está revisando la Estrategia Global Contra el Terrorismo, el documento que guía los esfuerzos de la organización en este ámbito.

Se prevé que el proceso, que codirige el embajador español ante la ONU, Agustín Santos, concluya en las próximas semanas y que lo haga con un texto de consenso que abordará algunas cuestiones novedosas, como las nuevas amenazas tecnológicas o nuevos escenarios, como el del Sahel.

Para España, la nueva estrategia también debe recoger precisamente la importancia del respeto de los derechos humanos y de la participación de la sociedad civil en la lucha antiterrorista, según dijo González Laya.

En su discurso, la ministra defendió también la importancia de prestar especial atención a la dimensión de género en la lucha antiterrorista y de situar a las víctimas en el centro de todos los esfuerzos.

La reunión de hoy, que continuará este miércoles, busca además preparar el terreno para una conferencia regional sobre Derechos Humanos y Sociedad Civil en la lucha Contra el Terrorismo que se celebrará el próximo año en la ciudad española de Málaga.

La cita, que iba a tener lugar este año y se pospuso por la pandemia, será la primera sobre este asunto que organiza la oficina antiterrorista de la ONU. Mario Villar

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.