España relaja su postura sobre una Escocia independiente en la UE

España está relajando su oposición sobre una Escocia independiente dentro de la Unión Europea y no vetaría, al menos "de entrada", su hipotético acceso al bloque tras el Brexit, dijo el ministro español de Exteriores en una entrevista publicada el domingo. En la imagen de archivo, Dastis en una conferencia de prensa en México. REUTERS/Henry Romero

MADRID (Reuters) - España está relajando su oposición sobre una Escocia independiente dentro de la Unión Europea y no vetaría, al menos "de entrada", su hipotético acceso al bloque tras el Brexit, dijo el ministro español de Exteriores en una entrevista publicada el domingo.

"De entrada no veo que vayamos a bloquear", dijo Alfonso Dastis al ser preguntado directamente sobre si España vetaría el acceso escocés a la UE, en una entrevista con El País.

El ministro afirmó que Escocia saldría de la UE cuando lo haga Reino Unido dentro del proceso del Brexit y añadió que, en el hipotético caso de que Escocia se convirtiera en un nuevo Estado independiente tras un referéndum, tendría que solicitar su acceso a la UE.

"España no ve con buenos ojos que ningún Estado europeo inicie procesos de fragmentación. Dicho esto, si en aplicación de sus leyes el resultado de ese proceso fuera una división del Reino Unido, cualquier parte del Reino Unido que se convierta en un Estado y quiera adherirse a la UE tendrá que solicitarlo", dijo Dastis al diario.

Madrid ha sido desde hace tiempo considerada como un obstáculo a las aspiraciones de una Escocia independiente en la UE, un tema sensible en España por el actual impulso soberanista del Gobierno catalán para convocar un referéndum este año pese a las advertencias y medidas legales que el Ejecutivo español ha tomado en contra.

El ministro dijo que los casos de Escocia y Cataluña no son comparables, porque en Escocia hubo un referéndum de acuerdo con las leyes y en España no puede haberlo según la Constitución.

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha dicho este mes que demandaría un nuevo referéndum para finales de 2018 o principios de 2019, una vez que se aclaren los términos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

"BREXIT BLANDO"

La entrevista se publica en la semana en la que Reino Unido envió una carta de la primera ministra Theresa May en la que anunciaba formalmente su plan para abandonar la UE.

Dastis mostró discrepancias con las sugerencias de que Reino Unido intentaba usar la seguridad como moneda de cambio dentro de la negociación del Brexit y añadió que la cooperación en seguridad beneficiaría tanto a Europa como a Reino Unido.

Respecto a las negociaciones, España prefiere un "Brexit blando", aunque el ministro dudó de que eso fuera posible.

"España quiere tener una relación estrecha con Reino Unido: lo más cercana posible a lo que tenemos ahora. Si eso se quiere definir como Brexit blando no tengo mayor inconveniente", dijo.

En relación a Gibraltar, un enclave británico en el sur de España que se prevé será uno de los principales puntos de fricción en las negociaciones, Dastis rechazó hablar sobre derechos de veto, pero dijo que consideraba "positivamente" el reciente documento de la UE que tenía en cuenta la posición de España.

La Unión Europea ofreció el viernes a España un derecho de veto sobre la futura relación entre Gibraltar y la Unión Europea tras el Brexit.

"Cuando Reino Unido salga de la UE, el socio de la UE es España, y en el caso de Gibraltar la UE está obligada, por tanto, a ponerse del lado de España. No creo que haya que hablar de vetos", dijo.