España monta hospital de campaña en Madrid por coronavirus, que deja más de 1.000 muertos

Por Emma Pinedo, Nathan Allen y Inti Landauro

Por Emma Pinedo, Nathan Allen y Inti Landauro

MADRID, 20 mar (Reuters) - Las autoridades españolas dijeron que convertirán el mayor recinto ferial de Madrid en un gigantesco hospital militar de campaña para tratar a miles de pacientes con COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus que el viernes cobró la vida de otras 235 personas en el país.

El número de muertos en la nación ibérica ya supera los 1.000, con cerca de 20.000 casos confirmados, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Unas 5.500 camas de hospital, incluyendo unidades de cuidados intensivos, se instalarán en el centro de conferencias de IFEMA de la capital española, cuya superficie es de 240.000 metros cuadrados, para hacer frente al aumento de pacientes con coronavirus previsto para los próximos días, dijo la Comunidad de Madrid en su cuenta oficial de Twitter.

"Los días más difíciles llegan ahora", dijo el responsable del dispositivo de emergencias del ministerio, Fernando Simón, en la rueda de prensa diaria sobre la evolución de la epidemia, en la que pidió a la ciudadanía seguir respetando el confinamiento parcial impuesto desde la declaración del estado de alarma el pasado sábado.

"Les agradecería que mantengan la tensión, hay que conseguirlo. El impacto en nuestra sociedad no se puede aguantar mucho tiempo", dijo.

Madrid se ha convertido en el epicentro del brote en España. Con casi 20.000 infectados de COVID-19, ha adelantado a Irán y ya es el tercer país del mundo más afectado después de China e Italia. La región de Madrid concentra 7.165 casos y 628 personas fallecidas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, dijo que los hospitales españoles están llevando a cabo varios ensayos clínicos para tratar los casos graves y leves, mientras que el ministro de Ciencia, Pedro Duque, reveló que investigadores trabajan en posibles vacunas y pruebas de detección.

Unos 30 bomberos participaron en una amplia operación de desinfección en la residencia de ancianos Monte Hermoso en Madrid y un dotación de militares realizó labores similares en otra cerca de la capital. El Gobierno prometió el jueves medidas para proteger a los ancianos y al personal de las residencias tras registrase un gran número de muertes en pacientes de estos centros.

España redobló sus esfuerzos para frenar la propagación de la enfermedad de forma drástica el fin de semana pasado, ordenando un estado de alarma de 15 días que impide a la gente salir de casa salvo en casos esenciales, como hacer la compra en el supermercado o ir al médico. Bares, restaurantes y la mayoría de las tiendas están cerradas y los servicios de transporte público muy restringidos.

Las autoridades han informado de la detención de 75 personas en las últimas 24 horas por infringir las fuertes restricciones al movimiento, frente a las 60 llevadas a cabo el día anterior.

El confinamiento también está teniendo un impacto muy fuerte en la economía de un país que ya tenía una de las tasas de desempleo más altas de la eurozona.

El Gobierno decretó el cierre de todos los hoteles y otros alojamientos turísticos en un plazo de siete días para "garantizar la contención de la pandemia", en un nuevo golpe al ya de por sí dañado sector turístico español.


(Información adicional de Inti Landauro, Jesús Aguado, Clara-Laeila Laudette, Marco Trujillo, Belén Carreño y Joan Faus; escrito por Andrei Khalip y Joan Faus; traducido por Darío Fernández, editado por Jose Elías Rodríguez)