España y Marruecos destacan su "ejemplar" cooperación en seguridad

·2  min de lectura

Madrid, 15 jun (EFE).- Los ministros del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, y Marruecos, Abdelouafi Laftit, resaltaron este miércoles en Madrid la "ejemplar" cooperación entre ambos países en materia de seguridad, especialmente en los ámbitos migratorio y de la lucha contra el terrorismo y la criminalidad.

Los dos dirigentes subrayaron la importancia estratégica de las relaciones bilaterales, basadas en "los lazos de amistad y fraternidad" que unen a los reyes Felipe VI y Mohammed VI, según un comunicado de prensa conjunto emitido tras reunirse.

Tanto Marlaska como Laftit se felicitaron por la "ejemplaridad" de la cooperación y la "nueva dinámica" de las relaciones entre los dos países, "fundamentadas en la transparencia, el respeto mutuo, la confianza recíproca, la cooperación franca y leal y la concertación permanente".

En este sentido, ambos valoraron los esfuerzos para la materialización progresiva de los diferentes elementos de la 'hoja de ruta' adoptada tras la reunión mantenida entre Mohammed VI y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante su visita oficial a Marruecos en abril pasado.

También coincidieron en valorar la importancia de mantener "un entorno de seguridad y de estabilidad regional", que sigue siendo un objetivo fundamental y una responsabilidad compartida, y para el que es necesario una cooperación eficaz.

Durante el encuentro, los ministros comentaron el inicio este miércoles de la Operación Paso del Estrecho/Opération Marhaba, en la que más de tres millones de magrebíes que viven en Europa regresarán a sus lugares de origen para pasar las vacaciones de verano, tras dos años interrumpida a causa de la pandemia.

Acordaron reforzar la coordinación entre los respectivos departamentos con el objetivo de garantizar el mayor nivel de éxito, en tanto que elogiaron el papel de la Fondation Mohamed V pour la Solidarité en esta operación.

Las relaciones entre los dos países pasaron por una crisis profunda desde abril de 2021, cuando las autoridades españolas permitieron que el líder independentista saharaui Brahim Gali recibiera atención hospitalaria en España.

La situación se agravó el 17 y 18 de mayo de ese año con la entrada irregular desde Marruecos de más de 10.000 personas en la ciudad norteafricana española de Ceuta y la llamada a consultas de la embajadora marroquí por su gobierno.

La crisis se recondujo a partir de marzo pasado, después de que Sánchez apoyara la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, antigua provincia española ocupada ahora en parte por Marruecos y cuya independencia total reclama el Frente Polisario de Gali.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.