España no logra liberarse de las cadenas del desempleo

Jeannette Neumann
1 / 2

España no logra liberarse de las cadenas del desempleo

(Bloomberg) -- El círculo vicioso de los malos empleos en España se ha convertido en uno de los dilemas económicos crónicos de Europa, un problema no resuelto por la bonanza que siguió a la crisis financiera.

Para Raquel García, eso significa que la temporada alta de turismo en la provincia española de Cádiz es su única oportunidad para encontrar un trabajo a tiempo completo todos los años. “Cuando llega el verano, ¡boom!”, dice esta mujer, de 34 años.

Pero luego el mercado se desploma, y miles esperan a que vuelva la temporada. A finales de agosto, García perdió el trabajo de tiempo completo de camarera, que había tenido durante cuatro meses, con lo que ella y su hijo han de vivir de los cientos de euros en prestaciones por desempleo y subsidios que reciben cada mes. La tasa de desempleo en la provincia al sur de España es del 25%, entre las más altas del mundo desarrollado.

La situación sigue siendo muy grave, a pesar de los años de fuerte expansión económica en España y los sucesivos recortes de tasas de interés que han impulsado la economía europea en general. La situación está enmascarada por una disminución constante en la tasa de desempleo de la zona euro, que ha caído al nivel más bajo desde 2008.

La causa se debe en gran parte a unos problemas internos, profundamente arraigados. El país ibérico tiene la tasa más alta de contratos temporales precarios de la Unión Europea; la tasa más alta de abandono escolar y entre las proporciones más altas de trabajadores poco cualificados. Tiene una de las tasas de movilidad más bajas, lo que significa que los españoles a menudo se quedan en ciudades con pocas oportunidades de trabajo.

Hay algunas señales de que esos problemas estructurales se han enraizado aún más. El crecimiento del empleo ha comenzado a estancarse y los economistas dicen que la tasa de desempleo probablemente no caerá muy por debajo del 12%, más o menos, en los próximos años.

“Es un mercado laboral disfuncional”, dijo Marcel Jansen, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. “Necesitamos que el desempleo estructural vuelva a niveles razonables”.

Los sucesivos gobiernos no han logrado abordar la excesiva dependencia de los contratos temporales. El único intento importante y reciente de mejorar las leyes laborales fue en 2012.

El nuevo Gobierno de izquierdas de España ha centrado la atención nuevamente en el tema, con planes para deshacer algunos de esos cambios. Los economistas opinan que se deberían mejorar las reformas anteriores, en lugar de deshacerlas, lo que podría resultar perjudicial en un momento de crecimiento económico más lento.

El sistema español hace que sea más fácil y económico despedir a un trabajador con un contrato temporal. Alrededor del 90% de los empleos creados en los últimos años han sido temporales, una cuarta parte dura menos de una semana.

El mercado no fomenta que las empresas inviertan en formación, lo que dificulta que los trabajadores desarrollen las habilidades que necesitan para escapar al ciclo del desempleo esporádico.

Algunos nunca lo logran. Rosario Rodríguez, de 49 años, ha pasado su vida adulta trabajando en contratos a corto plazo, recientemente como asistente de cocina y lavandería de un hogar de ancianos. Aun así, nunca ha considerado abandonar su ciudad natal, Cádiz.

“Cuando pienso en el futuro, es muy sombrío”, dijo recientemente a la salida de la oficina de desempleo en el centro de la ciudad de Cádiz. “En las ciudades donde hay más oportunidades, el alquiler es mucho más caro”.

En Cádiz, los problemas se remontan a antes de la crisis de 2008. Los astilleros de la provincia han estado recortando empleos durante décadas, y la producción de los famosos vinos de Jerez se ha mecanizado más y requiere menos mano de obra.

Algunos hombres de negocios en Cádiz y en otros lugares dicen que el desempleo es más bajo de lo que sugieren los datos porque las personas tienen pequeños trabajos secundarios en la economía clandestina.Puede que esto proporcione una válvula de escape para algunos, pero los economistas dicen que no está muy extendido y que es probable que esas personas estén subempleadas y no ganen mucho.

García, la camarera que fue despedida en agosto, recientemente encontró trabajo en un restaurante una vez a la semana, donde apenas gana suficiente para pagar las facturas.

“Cádiz es tan rica porque tiene océano, tiene montañas y la comida es absolutamente deliciosa”, dijo. “Pero al mismo tiempo, es tan pobre”.

Nota Original:Why Spain Can’t Shake One of World’s Highest Unemployment Rates

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Jeannette Neumann en Madrid, jneumann25@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Fergal O'Brien, fobrien@bloomberg.net, Cristina Jimenez

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.