España lamenta la decisión de Argelia de suspender el tratado de amistad

·2  min de lectura

Madrid, 8 jun (EFE).- El Gobierno español lamentó este miércoles la decisión de Argelia de suspender el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, firmado en 2002, pero reafirmó su "compromiso pleno" con su contenido.

En un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo remarca que sigue considerando a Argelia "un país vecino y amigo", y reitera "su plena disponibilidad para seguir manteniendo y desarrollando las especiales relaciones de cooperación entre los dos países, en beneficio de ambos pueblos".

Argelia anunció hoy que suspendía de "inmediato" dicho Tratado, por la "injustificable" posición de España sobre el Sáhara Occidental, después de que Madrid aceptara el pasado mes de marzo la propuesta marroquí de autonomía para la antigua colonia española.

El anuncio de Argelia se produce después de que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, defendiera hoy mismo en el Congreso de los Diputados su giro en la posición española sobre el Sáhara Ocidental, con el argumento ya expuesto de que una autonomía para ese territorio es la "base más seria, creíble y realista" para resolver un conflicto que se prolonga durante décadas.

El mensaje del Ministerio de Asuntos Exteriores deja claro que, pese a esta medida de Argelia, el Gobierno español sigue comprometido con ese tratado.

Y recuerda en particular la "adhesión estricta a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y a los principios del Derecho Internacional como elementos fundamentales para el mantenimiento de la paz, la seguridad y la justicia en la sociedad internacional".

Destaca igualmente "los principios de igualdad soberana de los Estados, de no injerencia en los asuntos internos y del respeto del derecho inalienable de los pueblos a disponer de ellos mismos”.

Con este comunicado, el Gobierno de España responde a la decisión que Argelia, que el país africano explica porque "las autoridades españolas han emprendido una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sáhara Occidental, una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España".

El contencioso en el Sahara Occidental comenzó en 1975 cuando Marruecos se anexionó el territorio aprovechando un proceso de descolonización iniciado por España y la fragilidad de Madrid en los últimos momentos de la dictadura fraquista.

El Frente Polisario proclamó unilateralmente la República Árabe Saharaui Democrática en los campos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) y declaró la guerra a Marruecos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.