España invoca la "discreción" para no precisar los contactos con Marruecos

·2  min de lectura

Madrid, 26 may (EFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, invocó este miércoles la “discreción” para no precisar qué contactos se han podido mantener con autoridades de Marruecos para resolver la crisis entre ambos países ocasionada por la entrada la pasada semana de unos 8.000 inmigrantes irregulares en la ciudad española de Ceuta.

“Voy a mantener la discreción sobre mis relaciones con todos los interlocutores marroquíes; la diplomacia debe ser discreta si queremos que sea efectiva”, aseguró la ministra española hoy en rueda de prensa.

González Laya respondió así a la afirmación del ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, de que no ha habido ningún contacto desde el inicio de la crisis entre ambos países por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ingresado en un hospital español enfermo de coronavirus.

“Es importante que pasemos a la discreción si queremos resolver nuestras dificultades, y España quiere resolver sus diferencias con Marruecos”, subrayó la ministra española.

González Laya aseguró que Ghali "saldrá de España cuando esté fuera de peligro y haya acabado la razón por la cual está en nuestro país, una situación médica de orden crítico".

Ghali deberá declarar en la Audiencia Nacional española el próximo 1 de junio por una querella por delitos de lesa humanidad, detención ilegal y torturas.

"Todo el Gobierno (español) respeta la independencia del poder judicial y todas las cuestiones las tratamos con muchísima cautela", afirmó la ministra.

Previamente, en una intervención en el Congreso español, González Laya también aseguró que la actual crisis con Marruecos "ha surgido de un acto sin connotaciones políticas, que ni buscamos ni queremos alimentar".

La ministra recordó a Marruecos que el Gobierno español considera que es un país "socio y amigo y así queremos que siga siendo", y subrayó "lo mucho que ambos podemos ganar cooperando y lo mucho que podemos perder si no lo hacemos".

El Gobierno español, dijo González Laya, es consciente del "rechazo" que la decisión ha causado en Marruecos y está "plenamente abierto al diálogo y a mirar al futuro" ya que siempre ha creído que "Marruecos en un país socio y amigo de España y así queremos que siga siendo" y que ambos países se benefician de mantener una buena relación y del progreso mutuo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.