España extradita a ex enfermera de Hugo Chávez a Estados Unidos

·3  min de lectura
Paul White/AP

Claudia Díaz, la ex enfermera del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez acusada de recibir millones de dólares en sobornos, fue extraditada el jueves desde España y tenía previsto llegar en la noche al Sur de la Florida para enfrentar cargos por lavado de dinero, dijeron funcionarios de la corte familiarizados con el tema.

La también ex Tesorera Nacional de Venezuela tiene previsto comparecer el viernes en la mañana ante una corte de Palm Beach, en lo que daría inicio a su procesamiento judicial en Estados Unidos.

Díaz y su esposo, Adrián Velásquez Figueroa, son acusados de haber recibido enormes sobornos del controversial empresario venezolano Raúl Gorrín desembolsados en cuentas bancarias estadounidenses a cambio de brindarle acceso al lucrativo sistema cambiario oficial venezolano, según la acusación presentada contra la enfermera venezolana en la corte federal de Miami.

Tanto Díaz como su esposo vivían en España cuando las autoridades del país europeo recibieron la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos.

Autoridades estadounidenses consultadas dijeron que Velásquez no acompañaba a su esposa en el avión que se dirigía a la Florida.

La pareja está entre más de una decena de ex funcionarios del gobierno venezolano, empresarios y asociados que han sido acusados de lavado de dinero en Miami en una serie de investigaciones de corrupción extranjera lideradas por la unidad de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional y por la fiscalía federal.

Díaz es la segunda acusada de alto rango vinculada a la corrupción venezolana que es extraditada en los últimos meses a Estados Unidos, y se produce luego de que el presunto testaferro del gobernante Nicolás Maduro, Alex Saab, fuese extraditado en octubre a Estados Unidos para enfrentar cargos de lavado de dinero.

Díaz reemplazó a Alejandro Andrade en la Tesorería Nacional de Venezuela. Andrade, quien fue guardaespaldas de Chávez, se declaró culpable en Estados Unidos y fue sentenciado a 10 años en 2018 tras cooperar con las autoridades estadounidenses y proporcionar en secreto pruebas sobre Díaz, su esposo y Gorrín, entre otros.

Según documentos de la corte, Gorrín pagó cientos de millones de dólares en sobornos a Andrade, antes y después de su mandato como tesorero nacional, a cambio de presentarle a su sucesora en el puesto, Díaz.

Los documentos de la corte señalan que Díaz continuó dándole a Gorrín acceso al rentable sistema de cambio de divisas del gobierno venezolano, tal como lo había hecho Andrade durante su período.

Gorrín, quien vive en Venezuela, está acusado de pagar $65 millones a Díaz y su esposo, Velásquez, incluida una transferencia de $8.6 millones de cuentas bancarias en Suiza a cuentas en Miami entre noviembre de 2012 y mayo de 2013.

Gorrín, quien posee una estación de televisión en Venezuela junto con propiedades de lujo ahora congeladas en Miami y Nueva York, es considerado un fugitivo después de ser acusado de ser el cerebro de una confabulación de sobornos durante la presidencia del difunto presidente venezolano Hugo Chávez, quien murió en 2013.

La supuesta malversación de miles de millones ha contribuido al colapso económico de la nación petrolera, lo que ha llevado a una falta generalizada de alimentos, vivienda y medicinas, junto con un éxodo de millones de venezolanos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.