España enviará más policías a Senegal para frenar la migración irregular

·2  min de lectura
FILE PHOTO: Spanish Foreign Minister Arancha Gonzalez Laya reacts during an interview with Reuters at the Ministry of Foreign Affairs, in Madrid
FILE PHOTO: Spanish Foreign Minister Arancha Gonzalez Laya reacts during an interview with Reuters at the Ministry of Foreign Affairs, in Madrid

DAKAR, 22 nov (Reuters) - España aumentará su presencia policial en Senegal para hacer frente a las redes delictivas que están detrás del aumento de la migración ilegal desde la costa occidental de África a su territorio, dijo el domingo la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya.

La titular de Exteriores anunció esta medida después de reunirse con su homóloga en la capital senegalesa, Dakar, para hablar de la crisis migratoria que está experimentando el archipiélago de las Islas Canarias este año, con el desembarco de unos 17.000 migrantes, un aumento de más del 1.000% respecto a 2019, impulsado en mayor medida por las dificultades económicas durante la pandemia de la COVID-19.

Para alentar a los posibles inmigrantes a seguir canales regulares, España ampliará los derechos de seguridad social de los ciudadanos senegaleses que residen legalmente en España, ha dicho González Laya a los periodistas.

Además, reforzará su "presencia de hombres y mujeres de la Guardia Civil, la Policía Nacional, que luchan por desmantelar las redes criminales de trata de personas en este país", ha dicho sin dar más detalles.

La Guardia Civil ha trabajado con la Guardia Costera de Senegal desde 2006 para interceptar y disuadir a los migrantes de emprender la peligrosa ruta atlántica hacia las Islas Canarias, frente a la costa del noroeste de África.

Se cree que más de 400 personas del Senegal han muerto al intentar cruzar este paso sólo desde principios de octubre, según Alarm Phone, un servicio de línea telefónica de emergencia para migrantes varados en el mar.

El jueves, las autoridades locales de Cabo Verde dijeron que los cadáveres de seis presuntos migrantes habían aparecido en la costa de la isla de Sal, que se encuentra a más de 600 km (373 millas) de la costa de África occidental.

Mientras tanto, la policía senegalesa de la ciudad pesquera de Mbour dijo que un barco que transportaba 52 migrantes había sido interceptado cuando se preparaba para zarpar la noche del 19 de noviembre.

(Información de Christophe Van der Perre; información adicional de Julio Rodrigues en Praia y Elena Rodriguez en Madrid; escrito por Alessandra Prentice; editado por Barbara Lewis; traducido por Andrea Ariet en Gdansk)