España endurecerá la vigilancia en Canarias tras un aumento de la llegada de migrantes

·2  min de lectura
Varias embarcaciones utilizadas por grupos de migrantes para llegar hasta las Islas Canarias en Agüimes
Varias embarcaciones utilizadas por grupos de migrantes para llegar hasta las Islas Canarias en Agüimes

GRAN CANARIA, España, 13 nov (Reuters) - España ampliará las patrullas navales alrededor de las Islas Canarias y establecerá más centros de inmigrantes en respuesta a la oleada de llegadas procedentes de África, incluidas más de 2.000 personas que desembarcaron en la isla durante el pasado fin de semana, según anunció el viernes la ministra de Política Territorial.

Las fuerzas de seguridad españolas añadirán al menos dos buques oceánicos, una patrullera de altura, de patrulla, un avión, un helicóptero y una embarcación sumergida a la flota existente que vigila las aguas entre la costa occidental de África y el archipiélago español, dijo Carolina Darias en una conferencia de prensa celebrada en Gran Canaria.

Casi 16.000 personas han llegado a las Islas Canarias tras desafiar las aguas del Atlántico en la peligrosa travesía desde la costa africana en lo que va de año, una cifra más de 10 veces superior a la total registrada el año pasado, incluida la llegada de 2.213 personas durante el último fin de semana.

"Se han instalado provisionalmente 23 carpas (militares) con espacio para albergar aproximadamente a 800 personas con las distancias y las garantías que nos exige la pandemia", dijo Darias.

La profundización de las dificultades económicas causadas por la pandemia de coronavirus está empujando a más personas a buscar una vida mejor en otros lugares, pero las mayores medidas de vigilancia en el Mediterráneo empujan a más migrantes a intentar cruzar el Atlántico y muchos de ellos perecen en el camino.

Unas 140 personas murieron el mes pasado tras el incendio y el hundimiento de la embarcación en que viajaban frente a la costa de Senegal.

Adicionalmente, Madrid reforzará sus relaciones diplomáticas con toda el África occidental y en particular con Marruecos, punto de partida de la mayoría de las embarcaciones con destino a Europa, para frenar el número de salidas.

Con los centros de acogida de inmigrantes de las islas al límite de su capacidad, casi 2.000 personas han quedado varadas en el puerto de Arguineguín, en la isla de Gran Canaria, un trato que un juez de inmigración calificó el jueves como "inhumano y degradante".

"En 400 metros cuadrados no se pueden hacinar 1.980 personas, porque, primero, no son ganado; segundo, son seres humanos; y tercero, no hay condiciones de salubridad ni de higiene para atenderlos debidamente", dijo Arcadio Díaz Tejera, quien asegura que los migrantes internados en el centro de acogida de Las Palmas reciben una representación legal adecuada.

La ministra Darias dijo que las autoridades locales están trabajando para despejar el puerto y añadió que pronto se reconvertirán más localizaciones militares en centros de migrantes, sin precisar cuántas personas podrán alojar.

(Información de Borja Suárez; escrito por Nathan Allen; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)