España no endurecerá las restricciones para Semana Santa contra la covid-19

Agencia EFE
·2  min de lectura

Madrid, 24 mar (EFE).- España mantendrá en Semana Santa las restricciones ya previstas para frenar la covid-19, tras acordar este miércoles que no se endurecerán más allá de las limitaciones ya en vigor en el conjunto del país.

El Gobierno central y las regiones debatieron en esta jornada si endurecer o no las medidas, ante el repunte de la enfermedad en el país, pero finalmente acordaron mantener las que ya rigen.

Estas medidas previstas en toda España para la Semana Santa, del 26 de marzo al 9 de abril, incluyen el cierre perimetral de cada región, el toque de queda de 23:00 a 06:00 horas y la limitación de reuniones a un máximo de seis personas en espacios abiertos.

El ministro español del Interior, el socialista Fernando Grande-Marlaska, dijo en rueda de prensa que unos 64.000 agentes de Tráfico intensificarán los controles para que se cumplan los cierres perimetrales en Semana Santa, ante la preocupación del Gobierno español por la incidencia de la pandemia, que experimenta un repunte y se quiere evitar una cuarta ola de contagios, tras lo ocurrido después de Navidad cuando se flexibilizaron las limitaciones.

La incidencia se sitúa en 132 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en catorce días, lejos del objetivo de 50 casos considerado como riesgo bajo de la enfermedad en España, que suma 74.064 fallecidos y 3.241.345 positivos desde el inicio de la pandemia, según datos oficiales.

El ministro insistió en que el Gobierno español cumple la normativa europea al permitir la entrada desde otros países del espacio Schengen, con condiciones como una prueba PCR negativa, ante las críticas porque esto sea posible mientras en el país está limitada la movilidad interna.

La decisión de endurecer o no las restricciones era esperada después de que transcendiera un posible adelanto del toque de queda a las 20:00 horas, o al menos el cierre de comercios y hostelería a esa hora, y mientras algunas regiones reclaman más controles en aeropuertos.

En un contexto en que los principales países europeos han optado por restringir la movilidad de cara a las vacaciones de Semana Santa, con nuevos confinamientos locales y sanciones por viajes no esenciales, ante la extensión de contagios por nuevas variantes de coronavirus.

(c) Agencia EFE