España: apenas empieza la ola de calor y las islas del Mediterráneo ya son un horno

Silvia Pisani

MADRID.- Fuentes en la ciudad, piscinas en los suburbios, playas en la costa. Todo vale para defenderse de la brutal ola de calor que invade a buena parte de España y de Europa y que, en lo que va del día, ha convertido a sus paradisíacas islas mediterráneas en un infierno.

En Mallorca, el paraíso del turismo, las temperaturas suben en este miércoles a llamativa velocidad. A las 9 ya superaban los 32 grados -una marca inusual para esa hora- y dos horas más tarde ya estaban por arriba de los 35.

Las islas del Mediterráneo se convirtieron en uno de los focos de atención de la ola de calor que, en la península, ya dejó máximas récord.

Eso ha ocurrido, por caso, en poblaciones de la comunidad de Aragón. Allí, en la provincia de Teruel se acariciaron máximas de 40 grados, lo que da una idea de la forma en la que está apretando la ola en estas primeras horas.

El fenómeno ha llevado a que muchos portales de medios de comunicación y canales de televisión transmitan en directo las novedades sobre marcas térmicas y sus efectos.

Las autoridades llaman permanentemente la atención sobre las medidas a tomar para evitar el temido golpe de calor, sobre todo en los sectores más vulnerables de la sociedad.

El agobio no ha hecho más que comenzar. La ola se extenderá por lo menos hasta el martes de la semana próxima.