Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

España y Ecuador incautan 2,4 toneladas de cocaína a la mafia albanesa

Daniel Vázquez (drcha.), inspector jefe de la brigada de Blanqueo de Capitales de la policía española, y el general Willian Villarroel, director de Investigaciones Antidrogas de la policía ecuatoriana, el 6 de febrero de 2024 en Quito (Rodrigo Buendía)
Daniel Vázquez (drcha.), inspector jefe de la brigada de Blanqueo de Capitales de la policía española, y el general Willian Villarroel, director de Investigaciones Antidrogas de la policía ecuatoriana, el 6 de febrero de 2024 en Quito (Rodrigo Buendía)

España y Ecuador desarticularon una organización narcotraficante y de lavado de activos vinculada a la mafia albanesa, en una operación en la que se incautaron 2,4 toneladas de cocaína, más de 400.000 euros y bloqueado inmuebles valorados en más de 13 millones de euros, informaron el martes autoridades de ambos países.

En la operación, "relacionada con el crimen organizado albanés", se realizaron 30 detenciones en varios allanamientos en ciudades de España y Ecuador, indicó la Fiscalía ecuatoriana a través de la red social X.

Doce de las detenciones y el decomiso de 450.000 euros se produjeron en una redada en España, añadió.

La policía española confirmó en un comunicado que fueron "detenidas 30 personas en España y Ecuador vinculadas con varias intervenciones en Europa de más de 3.200 kilos de cocaína".

Apuntó que además "se han bloqueado en España gran cantidad de inmuebles, valorados en más de 13.000.000 de euros, así como vehículos de alta gama y relojes de lujo, y el bloqueo de productos financieros".

La policía española reportó que los allanamientos contra la red transnacional de narcotráfico y blanqueo de activos se dieron en la localidades de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Granada y Cádiz.

La organización traía la cocaína desde el departamento colombiano de Valle del Cauca, dijo a la prensa el director de Investigaciones Antidrogas de la policía ecuatoriana, general Willian Villarroel.

A través de puertos nacionales y en ocasiones camuflada en cargamentos de banano, la droga era enviada a España, Bélgica, Países Bajos y Turquía para ser distribuida en Europa, agregó.

Ecuador enfrentó en enero una violenta arremetida de agrupaciones narco aliadas con carteles internacionales como de México, que dejó una veintena de muertos, más de 200 rehenes en cárceles que luego fueron liberados y ataques con explosivos.

El país sudamericano despliega desde entonces un denominado Plan Fénix que deja 5.800 detenidos y la confiscación de 43,1 toneladas de droga (22 de ellas en una bodega subterránea), más de 1.800 armas y casi 100.000 balas, de acuerdo con autoridades.

- Carteles internacionales -

Desde hace cerca de dos décadas, las autoridades registran una participación creciente de la mafia albanesa en el tráfico de droga en Ecuador. "Los emisarios de estos grupos han multiplicado los convenios para el suministro de cocaína entre proveedores colombianos y varias mafias europeas, además de negociar sus propios cargamentos para distribución por cómplices albaneses por toda Europa", según el centro de estudios Insight Crime.

En la reciente operación detuvieron al albanés líder de la agrupación, así como algunos ecuatorianos, colombianos, argentinos, españoles y chinos, señaló Villarroel.

"Esta investigación es un hito en la colaboración entre diferentes países en la lucha contra el crimen organizado", declaró a su vez Daniel Vázquez, oficial del área de Blanqueo de Capitales de la policía española, en la rueda de prensa conjunta.

Ante la crisis de seguridad, el gobierno del presidente Daniel Noboa, en el poder desde noviembre, decretó hasta marzo el estado de excepción acompañado de un toque de queda nocturno. Actualmente rige por cinco horas en diez de las 24 provincias, consideradas peligrosas, como la andina Pichincha (capital Quito) y la costera Guayas (Guayaquil).

También declaró a la nación en conflicto armado interno y ordenó a los militares que neutralicen a las organizaciones narco, tildadas de "terroristas" y "beligerantes".

Los militares patrullan calles y asumieron el control de las cárceles, convertidas en centros de operación de las organizaciones narco, que sostienen una guerra por el poder con más de 460 presos muertos en matanzas entre sí desde 2021. La tasa de homicidios entre 2018 y 2023 pasó de 6 al récord 46 por cada 100.000 habitantes.

sp/lv/