España desplegará 7.000 agentes por la cumbre del G-7 en Biarritz

Redacción El HuffPost / EFE

Cerca de 7.000 agentes de varios cuerpos policiales garantizarán la seguridad en España y reforzarán la vigilancia fronteriza durante celebración de la cumbre del G7 del sábado al lunes en Biarritz (Francia). En ella participará Pedro Sánchez como invitado del presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron.

Lo ha anunciado el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska en una rueda de prensa. En ella ha aclarado que serán 1.878 efectivos de la Guardia Civil y 932 del Cuerpo Nacional de Policía, además de 4.000 agentes de la policías regionales del País Vasco y Navarra, así como de la policía local de Irún los que participen del operativo a este lado de la frontera.

El Centro de Coordinación Operativo (CECOR) constituido este jueves en la ciudad española de San Sebastián supervisará todo el dispositivo de seguridad organizado en España para la reunión de mandatarios internacionales, ya que Biarritz está apenas a 30 kilómetros de la frontera. En el comité de seguimiento permanente participarán el Ministerio del Interior y del gobierno regional del País Vasco.

Biarritz, destino turístico, especialmente en fechas veraniegas, será la ‘capital’ del mundo durante esos tres días y una ciudad blindada con vigilancia terrestre, aérea y marítima y fuertes restricciones para residentes y trabajadores, especialmente en la zona donde se ubica el hotel que acogerá la cumbre.

Contracumbre en Irún

En la localidad fronteriza española de Irún, varios movimientos sociales desarrollan también estos días una “contracumbre” simultánea de protesta contra la reunión de las siete grandes potencias económicas, a las que se sumará la Unión Europea.

Sus organizadores hicieron un llamamiento a la ciudadanía a participar en los actos “pacíficos” programados y en la manifestación alternativa que el próximo sábado unirá Irún y Hendaya (Francia).

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que...

Sigue leyendo en El HuffPost