Ministros de dieciséis países renuevan en Madrid su compromiso antinuclear

·4  min de lectura

Madrid, 5 jul (EFE).- España presidió este lunes la cuarta Reunión Ministerial de la Iniciativa de Estocolmo, el instrumento de la comunidad internacional para reforzar el Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares, en la que los 16 países miembros acordaron seguir avanzando en su aplicación e impulsar una moratoria en la realización de pruebas con este tipo de armamento.

“Ha sido un encuentro muy positivo”, aseguró la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, en la rueda de prensa posterior al encuentro en el que se ha “trabajado para dar pequeños pasos adelante con los que materializar nuestro compromisos e ir más allá en los acuerdos y compromisos”.

González Laya copresidió la reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, y la titular de Exteriores de Suecia, Ann Lindes, con quienes mantuvo sendas reuniones bilaterales y compartió la comparecencia de prensa al término de los encuentros.

La Iniciativa de Estocolmo tiene como objetivo establecer “pequeños pasos”, medidas concretas y realistas (stepping stones) para lograr el cumplimiento total del TNP, un grupo “con mucha fuerza” y capacidad de influir en la dirección correcta: hacia la no proliferación y el desarme nuclear, ha subrayado el ministro alemán.

Los tres ministros destacaron el “enorme avance” que supone la declaración de los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Joe Biden y Vladimir Putin, respectivamente, de que nadie puede ganar una guerra nuclear y por lo tanto nunca debe comenzarse.

“El acuerdo es piedra angular de la no proliferación y es nuestra responsabilidad común aprovechar esta oportunidad”, apuntó Lindes, para quien la reunión fue “muy positiva”.

OBJETIVO, SUMAR A CHINA

Los 16 países firmantes acordaron explorar la entrada en vigor del acuerdo y cómo lograr una moratoria de pruebas nucleares que permita presentar a la Conferencia de revisión del TNP propuestas sobre “cómo ir más allá de la mera reducción” de este tipo de armas y cómo lograr sumar a China al compromiso.

Los ministros renovaron su llamamiento a todos los Estados poseedores de armas nucleares para que "muestren liderazgo, aborden y reduzcan los riesgos nucleares y promuevan el desarme" con medidas significativas para cumplir los compromisos asumidos en virtud del TNP.

Además, expresaron su satisfacción por la prórroga en febrero del Nuevo START, que limita el número de armas estratégicas entre Rusia y Estados Unidos, y que estaba programado para expirar el próximo viernes 5 de febrero.

También la reanudación prevista del diálogo sobre estabilidad estratégica entre ambos países, medidas que corresponden a propuestas realizadas por la Iniciativa de Estocolmo.

En la reunión se analizó además la situación de las conversaciones con Irán que permita retomar el acuerdo de no proliferación y el levantamiento de sanciones comerciales impuestas por Estados Unidos.

Para González Laya, la única manera de que estas conversaciones “lleguen a buen puerto” es por medio de un acuerdo entre las partes, lo que resultará en una mayor estabilidad en Oriente Medio “ y mayor seguridad para todos”.

También Maas se mostró optimista con respecto a las conversaciones sobre el programa nuclear iraní ya que “ambas partes han expresado que su voluntad de regresar al acuerdo". "Confío en que lo logremos en las próximas semanas”, dijo.

RETIRADA DE TROPAS DE AFGANISTAN, PERO NO DEL APOYO

En cuanto a la situación en Afganistán tras la retirada de las tropas internacionales y el avance de los talibán, la ministra sueca y actual presidenta de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), precisó que “las tropas se pueden retirar, pero no se retira nuestro apoyo; es muy importante que no disminuyamos nuestro compromiso con Afganistán solo porque hayamos retirado las tropas”.

Sin embargo, el ministro alemán dejó claro que su país ha apoyado con millones de euros a la sociedad civil afgana “y estamos preparados para seguir apoyando a este país, pero no lo haremos si los talibán se hacen con el poder”.

“Creemos que hay que lograr una solución sobre el terreno, pero si los talibanes pretenden tomar el poder y crear un califato, que no esperen apoyo de Alemania”, subrayó.

También González Laya recordó que, aunque haya retirado a sus tropas, España mantiene un “compromiso claro con Afganistán, su gente y su gobierno legítimo”, especialmente con las mujeres y niñas y con que sus derechos sean respetados.

La reunión de la Iniciativa de Estocolmo se celebró en formato híbrido y contó con la participación de España, Alemania, Suecia, Jordania y Kazajistán, de forma presencial, y Argentina, Canadá, Corea del Sur, Etiopía, Finlandia, Indonesia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos y Suiza, de forma telemática.

Al término de la reunión, González Laya mantuvo encuentros bilaterales con sus homólogos de Alemania, Suecia, Jordania y Kazajistán, con los que abordó asuntos generales de las respectivas agendas bilaterales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.