España achaca la imprevisión en Afganistán a toda la comunidad internacional

·2  min de lectura

Madrid, 30 ago (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, reconoció este lunes que no fue bien previsto el cambio de régimen en Afganistán, pero que, "si imprevisión hubo, fue del mundo, de la comunidad internacional", y no solo de España.

Durante una comparecencia en el Congreso, Albares añadió que la autocrítica la hará "en el seno de la OTAN".

El ministro explicó hoy la operación española que posibilitó días atrás la evacuación de 2.206 personas entre españoles y, sobre todo, colaboradores afganos del aeropuerto de Kabul.

Aseguró que terminó con éxito, el viernes pasado, aunque quedan más misiones pendientes para rescatar a los afganos que colaboraron en las dos últimas décadas con las fuerzas españolas destacadas en Afganistán, así como a sus familias y a todos quienes estén en peligro debido a la toma del poder por los talibanes.

El ministro resaltó que parecía "imposible prever" la entrada de los talibanes en Kabul "con esa rapidez", el 15 de agosto pasado, en unas pocas semanas, cuando todos los informes y análisis de los servicios de inteligencia de todo el mundo calculaban que, en el caso de ocurrir, sería años después o, como mínimo, tardaría seis meses.

Recordó que 75.000 talibanes se han enfrentado a un Ejército afgano que contaba con 300.000 efectivos tras un gasto en defensa de 83.000 millones de dólares y que, además, tenía apoyo de fuerza aérea.

"La autocrítica no puede ser solo de España", aunque quepa hacer una interna también, sino que esencialmente la hará, dijo el ministro, "en el seno de la OTAN".

Además, el jefe de la diplomacia española indicó que "el Gobierno no se plantea, por supuesto, reconocer al nuevo régimen impuesto por la fuerza" en Afganistán , aunque exceptuó posibles "contactos operativos" para proseguir con evacuaciones o envíos de ayuda humanitaria.

Ha terminado "una misión", pero "la misión sigue", ya que España se implicará con sus socios en continuar con las evacuaciones posibles, aunque no pueda ser mediante el aeródromo de Kabul.

Para ello, junto a los aliados europeos, se establecerán contactos con potencias que mantendrán representación en el país, como Rusia, China y Turquía, explicó Albares.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.