Eslovenia vota por un cambio de rumbo liberal y deja atrás al populista Jansa

·4  min de lectura

Zagreb, 25 abr (EFE).- Eslovenia, una antigua república yugoslava independiente desde 1991 y miembro de la UE desde 2004, inició un notable cambio de rumbo con el ecologista liberal Robert Golob al frente, quien derrotó en las elecciones legislativas del domingo al hasta ahora primer ministro, el populista de derechas Janez Jansa.

Golob, un experto en energía de 55 años y líder del nuevo partido Movimiento Libertad (GS), promete formar lo antes posible una nueva coalición de gobierno, con dos partidos del centro-izquierda, para hacer frente a la "exigente situación en Eslovenia y en el mundo".

Para el futuro jefe de Gobierno las prioridades son poner en marcha algunos cambios legislativos, en cooperación con la sociedad civil, prevenir un nuevo estallido de la pandemia del coronavirus después del verano y hacer frente a la incesante subida de precios de la energía.

"Actuaremos rápida y decididamente. La situación en Eslovenia y en el mundo es demasiado exigente como para permitirnos dos o tres meses para empezar a actuar", comentó anoche tras proclamarse ganador de los comicios.

TRIUNFO ROTUNDO

Según el recuento del 99,68% de los votos, el GS de Golob ganó un 35 % de los votos o 41 de los escaños en el Parlamento de 90 diputados, de los que dos están reservados para las minorías húngara e italiana.

Junto con sus socios del centro izquierda, el SD socialdemócrata y el partido La Izquierda, el bloque encabezado por Golob podrá controlar 53 de los 90 asientos parlamentarios.

El conservador Partido Demócrata Esloveno (SDS) de Jansa obtuvo un apoyo del 24 % del electorado y con ello 27 escaños, y junto con su aliado NSi podrá controlar 35.

DESCONTENTO ACUMULADO

"La diferencia entre el GS y SDS es tal vez algo mayor de la prevista, pero la victoria del nuevo partido de Robert Golob era del todo esperable", aseguró el analista Alem Maksuti en declaraciones a Efe por teléfono desde Liubliana.

Explicó que la sociedad civil y la oposición movilizaron a gran parte del electorado descontento con la polémica gestión de Jansa, lo que hizo que la participación electoral alcanzara con el 70 % su nivel más alto en dos décadas.

"Es el resultado de ese estado de ánimo, de un gran descontento con Jansa en los últimos dos años y que al final lo llevó a la oposición", dijo el analista.

Desde llegar al poder en marzo de 2020, Jansa, un estrecho aliado del populista ultranacionalista húngaro Viktor Orbán, suscitó repetidas críticas de la Comisión Europea y de ONGs internacionales.

También provocó importantes protestas ciudadanas por sus decisiones arbitrarias y ataques contra la libertad de prensa, la independencia de la Justicia y la sociedad civil en general.

Golob promete ahora restablecer todos los valores democráticos occidentales y realizar una radical transición verde en cuanto a las fuentes de energía, la economía circular, la digitalización y la educación.

GOBIERNO DE BASE AMPLIA

Maksuti confía en que a pesar de tratarse de un nuevo partido, fundado hace solo cuatro meses, el GS y Golob logren formar un gobierno eficiente y de calidad.

"Todo indica que Golob incorporará en su gobierno también a gente competente de la esfera intelectual y la sociedad civil, de forma que creo que su gobierno será mejor calzado técnica e intelectualmente que el que hubo en los dos últimos años", aseguró el politólogo.

Entre los diputados de GS destaca el excampeón mundial de boxeo Dejan Zavec, deportista esloveno del año en 2010.

Golob anunció que empezará a negociar la formación de nuevo gobierno este mismo martes con los socialdemócratas y con la Izquierda, pero también con los partidos del centro-izquierda que no pasaron el umbral electoral y representantes de la sociedad civil.

"El Movimiento Libertad no se atiene a la disciplina clásica de partido. Queremos incluir en la medida más amplia posible a gente capacitada en el poder ejecutivo", dijo Golob.

El GS pretende controlar solo los Ministerios de Finanzas, Sanidad, Infraestructura y Medio Ambiente, dejando el resto de las carteras a sus socios sin tener en cuenta su fuerza parlamentaria.

En cuanto a la política exterior, Golob no ha anunciado aún detalles aunque dejó claro que "ya no será cuestión de una sola persona y de unos tuits", en clara referencia a Jansa quien desde el 2020 anunciaba sus decisiones vía redes sociales sin consultar primero al Parlamento.

Vesna Bernardic

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.