Esfuerzo de la policía de la CDMX, se verá en "Metrópoli"

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- El trabajo de la policía y del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Ciudad de México podrá verse de nueva cuenta en la pantalla con la segunda temporada de la serie "Metrópoli".

Realizada en el género del docu-reality, la producción de A&E regresará a la pantalla con más casos para mostrar, desde operativos antidrogas hasta revisiones del alcoholímetro a partir de este martes a las 21:00 horas por la señal de A&E.

Durante la presentación oficial del programa, Carmen Larios, VP de contenido de A&E, compartió lo que significa que una nueva entrega llegue a Latinoamérica.

"Esperamos que la audiencia se sienta identificada con nuestra ciudad, todo lo que pasa detrás, lo que significa tener gente comprometida como ERUM a rescatar, ayudar, auxiliar en un momento de emergencia, una policía que logre disminuir el crimen en la ciudad, lo que implica estar en el alcoholímetro", comentó Carmen.

Además de buscar entretener y adentrar a la audiencia en estas profesiones, uno de los retos del programa es el que se recupere la credibilidad de ciertos sectores como el de la policía, así lo explicó Arturo Hernández, miembro de los supercívicos, quien fue uno de los invitados a la proyección de los primeros dos episodios.

"A diferencia del ERUM que es una organización que es muy respetada por la gente, aquí hace mucha falta levantar el espíritu de la policía. La verdad es que los tratamos muy mal, efectivamente hay policías que hacen muy mal su trabajo, pero hay muchísima policía buena de vocación y creo que este tipo de contenido le da un realce a lo que necesitamos", señaló.

"Necesitamos hablar bien de ellos porque nos necesitamos todos al final de cuentas; no es un trabajo nada más de la policía, sino de todos", apuntó.

Durante la presentación oficial de la serie y como parte del esfuerzo por mostrar lo que hay detrás del Escuadrón de rescate, se realizó un simulacro donde un grupo de paramédicos realizó el procedimiento a seguir cuando una persona tiene convulsiones.