La escuela de Quilmes donde los padres tienen que chequear la temperatura para saber a qué hora deben llevar a sus hijos

·5  min de lectura
El cartel que cuelga en el portón de entrada de la escuela N°2 "Provincia de Santa Cruz"
Alejandro Guyot

Al levantarse, los padres que envían a sus hijos a la Escuela Provincial Nº2 “Provincia de Santa Cruz”, ubicada en el oeste de Quilmes, buscan en el pronóstico del tiempo la información que necesitan para saber a qué hora irán sus hijos a cursar. Desde el lunes pasado, en la puerta de la institución pegaron una cartulina celeste, firmada por “la dirección”, que establece la siguiente relación entre el clima y el horario de ingreso: “Si la temperatura es menor a 10ºC, los alumnos ingresarán a las 9.30 ya que la escuela no cuenta con sistema de calefacción eléctrica o a gas”. Además, les indicaron que, si luego de las 10 el termómetro no superó los 10ºC, los chicos tendrán la falta justificada.

Eva Luján, de 41 años, se encuentra junto a su pareja, Daniel Arce, de 42, en la puerta de la Escuela Nº2, que depende de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia. Ambos son egresados de la institución y ahora tienen dos hijos en el primario. Cuando a ellos les tocó cursar, la escuela tenía calefacción, pero hoy sus hijos tienen que ir a clases bien abrigados porque no hay gas. “Es un poco insólito que haya que mirar la temperatura para saber el horario en el que deben entrar los chicos”, dice Luján.

Eva Luján, de 41 años, se encuentra junto a su pareja, Daniel Arce, de 42, en la puerta de la Escuela Nº2
Alejandro Guyot


Eva Luján, de 41 años, se encuentra junto a su pareja, Daniel Arce, de 42, en la puerta de la Escuela Nº2 (Alejandro Guyot/)

“Buenos días mamás. Sí, eso dijeron, si la temperatura es menor a 10ºC ingresan a las 9.30, y si para las 9.30 sigue sin subir la temperatura tienen la falta justificada”, se comentó en el chat de padres de esa escuela.

Sin embargo, a pesar del frío que se impone en las aulas, Luján y Arce prefieren que sus hijos no pierdan ni un minuto de clase: consideran que el cierre provocado por la pandemia ya generó suficiente daño en la educación de los alumnos.

Los túneles de La Merced: la faraónica obra que proyectaba unir dos provincias y jamás se finalizó

“Hoy los chicos adentro del aula se mueren de frío, pero tampoco queremos que falten o que pierdan horas de clase porque ya perdieron bastante por la pandemia. Es muy importante que la escolaridad no se vuelva a interrumpir o se pierdan horas de clase como está pasando en buena parte de la Provincia. Hoy, por ejemplo, mis chicos entraron a las 9.30 en vez de entrar a las 8 y esa hora y media no se recupera”, señala Luján a LA NACION.

LA NACION consultó a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, de la que depende la escuela, para saber si los establecimientos deben suspender las clases o, como en este caso, atrasar el ingreso de los alumnos. Desde ese organismo indicaron que, tal como está determinado en el reglamento general para las instituciones educativas, los directivos, apegándose a las normativas, pueden tomar decisiones que hacen al funcionamiento cotidiano de la escuela, aunque, esas decisiones deben ser avaladas por la “estructura de inspección” correspondiente.

Este medio también se comunicó con las autoridades de la escuela, pero señalaron que “no están autorizados” para dar declaraciones.

La Escuela Provincial Nº2 “Provincia de Santa Cruz”, ubicada en el oeste de Quilmes
Alejandro Guyot


La Escuela Provincial Nº2 “Provincia de Santa Cruz”, ubicada en el oeste de Quilmes (Alejandro Guyot/)

En medio de una ola de frío, 350 establecimientos escolares de la Provincia de Buenos Aires presentan dificultades con los sistemas de calefacción, según datos difundidos ayer por la Dirección General de Cultura y Educación. Aunque desde dicha cartera señalaron que la cifra podría ser aún mayor. De ese total, tal como informó este medio, algunos presentan falta de suministro de gas total o parcial, mientras que en otros casos la obra ya está finalizada y está a la espera de la inspección de habilitación por parte de la empresa prestataria.

Protesta

Anteayer, en Quilmes, hubo una protesta de padres por los 56 servicios escolares que, según el Consejo Escolar de ese municipio, tienen fallas en el suministro de gas. El municipio que conduce Mayra Mendoza es uno de los que más falencias presenta, junto con La Plata, La Matanza y Lomas de Zamora, entre otros.

En La Plata, según el Consejo Escolar, hay cerca de 260 escuelas que presentan algún tipo de problema con el suministro de gas. Mientras que en La Matanza, desde la seccional Multicolor de Suteba, estimaron que hay unas 80 escuelas en esas condiciones.

“En 2020, a pesar de la pandemia y las restricciones, se aprovechó el tiempo y se realizaron 132 intervenciones en escuelas por un total de 105 millones. Mientras que en 2021 se realizó un censo de Infraestructura y el relevamiento arrojó 1.967 escuelas de nivel inicial, primario, secundario y de especial (niveles obligatorios) con problemas estructurales de gas, que equivalen al 18,1% del total de las 10.866 instituciones. La inversión en infraestructura escolar es una prioridad de esta gestión, en particular la mejora en las conexiones y la seguridad de las instalaciones de gas”, señalaron desde la Dirección de Cultura y Educación bonaerense a este medio.

“Queremos que solucionen el tema de la calefacción”, reclama Luján, desde la puerta de la Escuela Nº2. Y agrega: “Hay estufas disponibles que quedaron de la gestión anterior, pero falta el gas. Acá está el cartel de que se hizo, en teoría, una inversión de 17.000.000 de pesos en esta escuela, pero todavía no hay calefacción y también tiene otros problemas de infraestructura”.

Ella describe que los chicos están “emponchados” durante toda la clase por el frío. Luján recuerda que en un momento, en la escuela se planteó la posibilidad de que los padres recaudaran dinero para comprar estufas eléctricas, pero ella destaca que debería ser el Estado el que brinde esa solución.

“Yo hace tiempo vengo reclamando por las cuestiones edilicias, y hasta por las colaciones que les entregan a los chicos que muchas veces no están en el estado que deberían, pero nunca me dieron mucha bola, incluso una docente se burló de mi”, recuerda Luján.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.