Escudos antidisturbios y detectores de metales recuerdan el mortal asalto al Capitolio de EEUU

·2  min de lectura

Por Patricia Zengerle

WASHINGTON, 5 ene (Reuters) - Un año después de que los partidarios del entonces presidente Donald Trump desplegaran un asalto mortal en el Capitolio de Estados Unidos, los signos de seguridad reforzada son visibles en todas partes, desde los escudos antidisturbios de la policía listos cerca de las puertas, hasta los detectores de metales afuera de la Cámara de Representantes.

Los kilómetros de vallas de acero que rodeaban el complejo del Capitolio tras los disturbios se retiraron en julio. Los miles de efectivos armados de la Guardia Nacional desplegados inmediatamente después del ataque del 6 de enero de 2021 hace tiempo que se fueron a casa.

Pero los agentes de la Policía del Capitolio -en mayor número y más equipados que en el pasado- están apostados alrededor del recinto, mientras que el departamento ha añadido equipo defensivo. En algunos lugares sigue habiendo vallas más ligeras.

Los pasillos del Capitolio, antes atestados de 2,5 millones de visitantes al año, ahora resuenan con el vacío. Casi todos los que entran en el complejo deben ser miembros del Congreso o mostrar una identificación del personal, una restricción impulsada por la pandemia del COVID-19.

El Congreso aprobó en julio un proyecto de ley de 2.100 millones de dólares que destinaba 100 millones de dólares a la Policía del Capitolio, 300 millones de dólares a nuevas medidas de seguridad y más de 1.000 millones de dólares al Pentágono, de los cuales 500 millones de dólares irán a parar a la Guardia Nacional, cuyos fondos se agotaron en el aumento de la seguridad tras los disturbios.

El jefe de la policía del Capitolio, Thomas Manger, contratado para renovar al cuerpo tras el ataque, reconoció el miércoles que los legisladores están viendo más equipos de seguridad en el Capitolio.

"Estoy seguro de que al pasear por el campus hay veces en las que pasas por una puerta y te das cuenta de que hay una pila de escudos detrás de la puerta. Así que los tenemos desplegados por todo el campus en caso de que los necesitemos", dijo Manger, y añadió que el cuerpo tiene previsto contratar a unos 280 agentes más este año.

Manger dijo que la Policía del Capitolio, como organización, es más fuerte y está mejor preparada ahora que antes de los disturbios y ha trabajado para solucionar los fallos de liderazgo, inteligencia y planificación.

Alrededor de 140 policías resultaron heridos cuando los partidarios de Trump irrumpieron en el edificio, tratando de impedir que el Congreso certificara formalmente su derrota en las elecciones de 2020 frente al presidente Joe Biden. Los alborotadores se enfrentaron a la policía durante horas, rompieron ventanas e hicieron correr a los legisladores y al personal para salvar sus vidas.

(Reporte de Patricia Zengerle; reporte adicional de Richard Cowan; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.