El escrutinio de votos da ventaja a Biden mientras Trump acelera la batalla legal

Por Andy Sullivan
·3  min de lectura

Por Andy Sullivan

WASHINGTON, 5 nov (Reuters) - El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, está a las puertas de la victoria electoral después de que el jueves se acelerase el recuento de votos en un puñado de estados que determinarán el resultado final.

El todavía presidente, Donald Trump, alegó fraude sin aportar pruebas, presentó varias demandas y solicitó que se recontasen los votos.

En un clima enrarecido, unos 200 partidarios de Trump, algunos armados con rifles y pistolas, se reunieron frente a una oficina electoral en Phoenix (Arizona) después de que corriese el rumor de que no se estaban contando los votos.

En Detroit, las autoridades impidieron a unas 30 personas, en su mayoría republicanos, entrar en un centro de recuento en medio de afirmaciones de que el conteo en Michigan estaba siendo fraudulento.

Mientras, en otras ciudades, manifestantes anti-Trump exigían que continuase el escrutinio. La policía arrestó a 11 personas y confiscó armas en Portland, Oregón, donde hubo disturbios. También se practicaron detenciones en Nueva York, Denver y Minneapolis.

La carrera presidencial se reduce ahora al recuento en cinco estados. A primera hora del jueves, Biden contaba con una estrecha ventaja en Nevada y Arizona, mientras Trump perdía la delantera en Pensilvania y Georgia pero se mantenía por delante en Carolina del Norte.

El republicano debería ganar en los estados en los que todavía va en cabeza, además de en Arizona o Nevada, para obtener la victoria y evitar convertirse en el primer presidente estadounidense en ejercicio que pierde una reelección desde George H.W. Bush en 1992.

Edison Research le daba a Biden una ventaja de 243 en los votos del Colegio Electoral frente a los a 213 de Trump. Mientras, algunos medios informaban de que el demócrata había ganado en Wisconsin, lo que le otorgaría otros 10 votos. Para ganar, un candidato necesita 270 votos.

La campaña de Trump luchaba por mantener vivas sus posibilidades con un llamamiento al recuento en Wisconsin -al que tiene derecho dado el escaso margen existente en ese estado- y pidiendo que se detuviese el escrutinio en Michigan y Pensilvania. La secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, tachó de "frívolas" las quejas de la administración Trump.

Los republicanos presentaron una demanda en Georgia para exigir que el condado de Chatham, donde se encuentra la ciudad de Savannah, separe y no cuente las papeletas que lleguen después del cierre de las urnas.

También pidieron al Tribunal Supremo que permita al todavía presidente unirse a una demanda presentada por los republicanos de Pensilvania para que el Estado no valide las papeletas que lleguen tras el cierre.

"Están encontrando votos de Biden por todas partes -en Pensilvania, Wisconsin y Michigan. Esto es muy malo para nuestro país", escribió Trump en Twitter.

Biden, por su parte, dijo que cada voto debe ser contado. "Nadie nos va a quitar nuestra democracia, ni ahora ni nunca".

(Información adicional de Mimi Dwyer en Phoenix, Tim Reid en Los Angeles y Kanishka Singh in Bengaluru; escrito por Jeff Mason y Andy Sullivan; traducción de Jorge Martínez)