El escritor cordobés Federico Falco resultó finalista del Premio Herralde

Daniel Gigena
·3  min de lectura

Hoy se conoció el fallo del prestigioso Premio Herralde de Novela, que ganó el escritor madrileño Luisgé Martín. La novela de un escritor argentino, el narrador cordobés Federico Falco (General Cabrera, 1977), resultó finalista con Los llanos. Ambas novelas llegarán a las librerías locales en diciembre o en las primeras semanas de 2021. El jurado integrado por el librero madrileño Gonzalo Queipo, el editor y crítico español Gonzalo Pontón Gijón, la escritora Marta Sanz, el escritor mexicano Juan Pablo Villalobos y la editora española Silvia Sesé, de Anagrama, seleccionó siete novelas de las 886 que habían sido presentadas para la trigésima octava convocatoria del premio que lleva el nombre del editor Jorge Herralde. Entre esas siete novelas estaba la de Falco. En 2019, la ganadora del Herralde había Nuestra parte de noche, de Mariana Enriquez. Con Martín, son veinticuatro los españoles que se alzaron con el Herralde de Novela.

"Estoy súper contento -dijo Falco a este diario esta mañana-. Los llanos es una novela sobre un escritor que se refugia en un campo a cultivar una huerta". Falco es autor de una hermosa novela corta, Cielos de Córdoba, y de varios libros de cuentos, como 222 patitos, La hora de los monos y Un cementerio perfecto. Además, dirige la colección de cuentos de la editorial cordobesa Chai. "Contar una historia cambia a quien la cuenta", dice el protagonista de la novela.

"Después de ser abandonado por su novio, un escritor decide volver al campo -escribió Villalobos sobre la novela de Falco-. Alquila una casa y dedica los días, las semanas, los meses, a cultivar zapallos, lechugas, achicorias, a pelear con los yuyos y las hormigas, a criar gallinas, mientras intenta comprender los motivos por los que fue rechazado y rememora la historia de sus ancestros, llegados del Piamonte a principios del siglo XX".

La novela ganadora

Martín ganó el Premio Herralde de Novela con Cien noches. Sobre esta obra, en su fallo el jurado Pontó Gijón destacó que se trata de una fábula moral "con trazas detectivescas y científicas" que se abre paso a través del recuento de una vida y sus placeres. Por su parte, Sanz adelantó que la novela ganadora, protagonizada por una joven académica, es una "perfecta hibridación de novela de tesis y cuento de hadas" sobre el amor romántico, la promiscuidad erótica y la fidelidad afectiva. "Hablemos con y de esta novela -agregó Sanz-. Es lo mejor que puede pasar con un libro: que su escritura nos proponga preguntas sobre las que conversar".

Martín nació en Madrid en 1962 y es el flamante ganador de 18.000 euros. Es autor de varios libros de cuentos y novelas, entre ellas La mujer de sombra, La misma ciudad y La vida equivocada, esta última publicada en 2015 por la editorial que concede el premio. "Cien noches es al mismo tiempo la fantasía de un moralista perverso y la de un antropólogo social, es decir, la fantasía del novelista que a través de la ficción encuentra la manera de explorar todas las posibilidades de una tesis, los relatos que preferiríamos mantener en secreto, nuestros hábitos inconfesables, lo que hacemos cuando estamos seguros de que nadie nos está vigilando, pero luego resulta que no, resulta que ahí estaba, agazapado, el autor de esta novela", dictaminó Villalobos.