Escocia establece reglas para un referéndum de independencia

Por Elisabeth O'Leary
Foto de archivo. Las banderas de la Unión Europea, Escocia y Reino Unido en el edificio del Parlamento en Edimburgo, Escocia. 20 de diciembre de 2016. REUTERS/Russell Cheyne.

Por Elisabeth O'Leary

EDIMBURGO, 29 mayo (Reuters) - El Gobierno pro-independencia de Escocia ha establecido nuevas reglas para los referéndums con la esperanza de celebrar otra votación de secesión en la segunda mitad de 2020 si el Parlamento británico da su visto bueno.

Un proyecto de ley presentado el miércoles al Parlamento escocés tiene por objeto establecer unas reglas de juego claras y jurídicamente irreprochables para cualquier referéndum.

El Gobierno de Nicola Sturgeon pretende dar visibilidad y un objetivo al descontento generalizado en Escocia por la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Esto ejerce una presión adicional sobre el Gobierno y el Parlamento del Reino Unido, dividido por la acritud política e incapaz de decidir la forma de Brexit.

"Acabo de publicar un proyecto de ley para establecer las reglas de un referéndum sobre la independencia, para permitir que el pueblo escocés elija su propio futuro en lugar de que se nos imponga un futuro Brexit", dijo Sturgeon en un tweet.

El proyecto de ley también prepara el terreno para una votación de secesión que el Gobierno británico dice que no permitirá.

Sturgeon argumenta que esa postura no se puede mantener.

"Es esencial que el Gobierno del Reino Unido reconozca que sería un escándalo democrático si tratara de bloquear un referéndum de este tipo; de hecho, en mi opinión, cualquier postura de este tipo resultaría totalmente insostenible", dijo en una declaración.

El proyecto de ley no fija una fecha para una nueva votación de independencia, pero, hablando con la BBC en Dublín el martes, Sturgeon dijo que la segunda mitad del próximo año sería el "momento adecuado".

En 2014, los escoceses rechazaron dejar su unión de 300 años con Inglaterra y Gales por un 55% frente a un 45%.

Las encuestas dicen que el apoyo a la independencia ha crecido desde entonces, pero que la mayoría sigue apoyando la actual estructura política del Reino Unido.


(Editado por Stephen Addison. Editado en español por Marion Giraldo y Elena Rodríguez)