Escobar: así fueron las 20 horas de Guido Orlando en el country antes de caer del kayak

José María Costa
·6  min de lectura

Unas 20 horas pasaron entre que Guido Orlando llegó al country Puertos de Lago, a las 11 de la noche del jueves 10 de diciembre, y las 7 de la tarde el viernes 11, cuando el joven DJ cayó de un kayak junto a su amigo Lucas y murió ahogado en la laguna del barrio Vistas, del complejo de viviendas de Escobar que aún está conmocionado por la noticia.

LA NACION pudo reconstruir, en base a las declaraciones testimoniales de una docena de personas, cómo fueron las horas y minutos previos y posteriores a la desaparición del joven, cuyo cuerpo estuvo casi tres días hundido a una profundidad de 8 metros en el lago del country.El testimonio considerado clave por los investigadores es el de una vecina que presenció toda la secuencia y vive enfrente de donde ocurrió el accidente.

María Laura Santillán anticipó su salida de Telenoche

Una hora antes de la medianoche del jueves, el grupo de amigos llegó hasta la casa, situada en el lote 3 del barrio Vistas. Allí, los dueños de casa no estaban, habían viajado a la costa atlántica bonaerense por el fin de semana largo previo.

Quien los esperaba era Eros, el hijo de la pareja de la dueña de casa, y parte del grupo de amigos que estaba integrado, según las declaraciones, por Fiorella, Guido, Lucas, Andy, Candela, Francisco, Abril, Carolina.

El encuentro comenzó con un asado. "No era una fiesta clandestina, era una reunión de amigos", aclararon a este medio fuentes de la investigación, que está a cargo de Claudio Aundjian, titular de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) N° 5 de Escobar.

Después de cenar, el grupo se quedó escuchando música hasta la madrugada, según relataron en sus testimoniales, lo que fue confirmado por vecinos. Algunos de los invitados se fueron y el resto se quedó a dormir en la casa.

Coronavirus: los cinco países mejor posicionados para recuperarse de la crisis y la previsión para la Argentina

Entre los que se quedaron a dormir estaban Guido y Lucas, el otro joven que iba en el kayak del accidente. Según los relatos, se levantaron entre las 13 y las 14.

"Me levanté a las 14 horas y fuimos en el auto de Francisco, junto a algunos de los amigos, al supermercado dentro del barrio. Compramos patys y demás ingredientes para hacer hamburguesas. Regresamos a los 20 minutos. Prendimos la parrilla, cocinamos las hamburguesas y comimos", declaró como testigo Lucas, que detalló que también habían tomado bebidas alcohólicas, como cerveza y vodka.

La tarde siguió con el grupo de amigos disfrutando del buen tiempo. Según declaró Lucas, usaron el kayak unas seis veces esa tarde. Todas las veces salieron a dar un paseo cercano a la casa y regresaron. Solo en la última salida se subió Guido al kayak, que podía transportar dos personas.

"Nos alejamos unos 50 metros de la orilla. Yo iba al frente y Guido atrás. Ambos remábamos y, en ese momento, el kayak se inclina para un mismo lado. Perdemos el control, se da vuelta, y ambos caemos al agua", explicó el joven que se logró salvar.

Según su relato, salió rápido del agua, se agarró del kayak y se afligió porque se le había mojado la riñonera, donde tenía el celular y la billetera. Después de eso, contó que se dio cuenta de que Guido no había salido del agua y que Andy se había tirado desde el muelle al lago. En ese momento comenzaron a buscar a Guido.

En este punto comienzan a aparecer diferentes versiones entre los testigos, a raíz del lugar en el que se encontraba cada uno.

Para los investigadores, uno de los puntos de vista más relevantes es el de la vecina del lote 18, que estaba en el fondo de su casa. Ella vio toda la situación y alertó a la guardia del barrio, que comenzó la búsqueda de Guido a los pocos minutos de que cayó al agua.

"Solo vi dos o tres intentos por salir a flote"

Para los investigadores, el relato de la mujer, a la que catalogaron como "testigo presencial objetivo", resulta importante para entender la secuencia, que duró menos de un minuto.

Según el testimonio de la mujer, a las siete y 20 de la tarde ella estaba en el fondo de su casa colocando unos adornos navideños cuando escuchó un golpe plástico en la laguna. "Cuando me doy vuelta vi un kayak verde y amarillo dado vuelta y dos jóvenes en el agua", declaró, y agregó: "Uno se sujeta del kayak y comienza a gritar 'amigo, amigo', en estado de alteración".

El otro joven, que ella no conocía y era Guido, se sumergía esporádicamente. "Daba la clara impresión de que se le dificultaba nadar. Se escuchaban los tosidos y quejidos de ahogo", contó.

Mientras esto acontecía, la vecina le gritaba a Lucas, que estaba aferrado al kayak, y le trataba de indicar dónde estaba su amigo. Luego vio cómo otro joven, al que sus amigos identificaron como Andy, se acercó al lugar y se arrojó al agua para tratar de rescatar a Guido, que ya se había sumergido del todo.

"Toda la secuencia duró unos pocos segundos. Solo vi dos o tres intentos de Guido de salir a flote y no hundirse. Con cada movimiento, se alejaba más del kayak y de la casa desde donde habían salido", agregó la vecina, que explicó que ella estaba a unos 40 o 50 metros del lugar donde se dio vuelta el bote.

Lo que siguió fue el llamado a la guardia para avisar de la situación. Ella estaba con su esposo, que estaba dentro de la casa. Al escuchar los gritos, el hombre se puso un salvavidas para ayudar en el rescate y su mujer llamó a la guardia.

La vecina también contó a los investigadores algo que habían dicho los propios jóvenes: que desde media tarde ya habían comenzado a salir en el kayak y se turnaban. "En ninguna oportunidad llevaban chalecos salvavidas", detalló.

Faltan los resultados toxicológicos

"Murió por inmersión y no tenía ningún tipo de lesiones. La causa de muerte es hipoxia. Se ahogó al hundirse", explicaron los investigadores y agregaron que la carátula de la causa era primero averiguación de paradero. Una vez que lo encontraron, hace dos días, cambió a averiguación de causales de muerte.

Por el resultado de la autopsia, no quedarían dudas de que fue un accidente. "El examen integral del cuerpo dice que no tiene ninguna lesión. No se ven hematomas. La autopsia no deja dudas que fue un accidente", resumieron.

Sobre el resultado de los exámenes toxicológicos, que determinarán si el joven había consumido alcohol o alguna otra sustancia, explicaron que, según la carátula, en los laboratorios centrales de La Plata se pueden demorar en hacer los análisis porque no se sospecha de un crimen.