La esclerosis múltiple podría estar causada por el virus de la “enfermedad del beso”, según los científicos

·2  min de lectura

La enfermedad debilitante de la EM (esclerosis múltiple) podría tener su origen en el virus común de la “enfermedad del beso”, según afirman los científicos.

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard sugiere que la enfermedad crónica podría deberse a una infección de Epstein-Barr, un virus del herpes que causa la mononucleosis infecciosa.

La mononucleosis o fiebre glandular, como también se la conoce, es llamada coloquialmente “la enfermedad del beso” por ser muy contagiosa a través de la saliva.

Además de causar fatiga, fiebre, erupciones e inflamación de los ganglios, los investigadores proponen que el VEB (virus de Epstein-Barr) también podría establecer una infección latente de por vida que podría ser una de las principales causas de la esclerosis múltiple.

Esta enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central, que afecta a 2,8 millones de personas, no tiene cura.

La investigación publicada el jueves en la revista Science analizó a 955 adultos jóvenes a los que se les diagnosticó esclerosis múltiple mientras estaban en servicio activo en el ejército.

En comparación con muestras de 10 millones de militares, descubrieron que el riesgo de padecer esclerosis múltiple se multiplicaba por 32 tras ser infectado por el virus de Epstein-Barr. Ningún otro virus aumentaba el riesgo de padecer EM.

“La hipótesis de que el VEB causa la EM fue investigada por nuestro grupo y otros durante varios años, pero este es el primer estudio que aporta pruebas convincentes de causalidad”, señaló en un comunicado de prensa el autor principal del estudio, Alberto Ascherio, profesor de epidemiología y nutrición de la Escuela Chan de Harvard.

“Se trata de un gran paso porque sugiere que la mayoría de los casos de EM podrían prevenirse deteniendo la infección por el VEB, y que dirigirse al VEB podría conducir al descubrimiento de una cura para la EM”.

Sin embargo, detener el Epstein-Barr podría ser difícil, ya que alrededor del 95 por ciento de los adultos están infectados por el virus del herpes.

Ascherio afirma que el retraso entre la contracción del virus y el desarrollo de los síntomas de la EM podría deberse a que el sistema inmunitario es estimulado repetidamente cuando el virus latente se reactiva.

La enfermedad hace que el sistema inmunitario ataque a las neuronas del cerebro y la médula espinal, lo que puede dañar permanentemente el sistema nervioso central. En casos graves, las personas pueden perder la capacidad de caminar.

“En la actualidad no hay forma de prevenir o tratar eficazmente la infección por el VEB, pero una vacuna contra el VEB o la utilización de fármacos antivirales específicos para el VEB podrían prevenir o curar la EM”, expresó Ascherio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.