La escasez de productos en una ciudad boliviana en protesta causa alarma

La escasez de alimentos y combustibles en la localidad boliviana de Santa Cruz, aislada por protestas desde el pasado 22 de octubre, alarma a sus habitantes, mientras el gobierno y la oposición buscan desde este viernes acordar la fecha de un polémico censo poblacional.

"Uno va al mercado [de abasto] y es increíble cómo las cosas han subido más del 100%, en un 200%. Las frutas, las verduras están escasas, el arroz, todos los abarrotes. Es increíble cómo ha subido", dice a la AFP Sofía Chávez.

Esta trabajadora del hogar de 41 años señala que uno de los principales problemas es la escasez de combustibles para transportar alimentos desde el campo a la ciudad.

Por su parte, Clara Cuéllar, ama de casa de 43 años, considera que "no entran los productos de la canasta familiar y la gasolina, [esto] es por culpa prácticamente del gobierno".

Las plantas procesadoras de combustible no han podido despachar gasolina y diésel en camiones cisterna que las distribuyen hacia estaciones de carburantes, a raíz de bloqueos callejeros.

En los lugares de expendio de diésel y gasolina hay enormes filas de automotores a la espera de algo de combustible, constató la AFP.

El Ministerio de Economía dijo este viernes que las pérdidas económicas, a causa de las protestas, suman "503,7 millones" de dólares.

Santa Cruz, locomotora económica de Bolivia y feudo de la oposición de derecha, comenzó el 22 de octubre una huelga que comenzó con protestas, principalmente con bloqueos de caminos, avenidas y carreteras interdepartamentales, para exigir al gobierno izquierdista del presidente Luis Arce adelantar para 2023 un censo fijado para 2024.

Arguye que conocer cuántos habitantes tiene le permitirá acceder a más recursos económicos públicos y ampliar su representación en el Parlamento. También dice que el censo beneficiará a todo el país.

El Ejecutivo ha señalado que no hay condiciones técnicas para un censo en 2023, pero sí en 2024.

El gobierno y Santa Cruz, junto a alcaldes y gobernadores de otros departamentos, abrieron este viernes una mesa de diálogo para definir de manera técnica la fecha del censo, tras intentos fallidos de diálogo.

Arce, al inaugurar el encuentro, dijo que el gobierno respetará el acuerdo que surja.

Si no hay acuerdo, Santa Cruz anticipó que mantendrá sus protestas y otros sectores, como transportistas, anunciaron que bloquearán caminos internacionales desde el próximo lunes.

Desde que comenzaron las protestas, se han registrado un muerto y varios heridos.

bur-jac/atm