Escalofriante radiografía muestra a una pitón recién engullida por una serpiente boca de algodón

·2  min de lectura

El zoológico de Miami, en Florida, difundió unas escalofriantes radiografías de una pitón birmana engullida por una serpiente boca de algodón.

Los funcionarios dicen que estaban rastreando a la pitón con un dispositivo implantado y que al final lo encontraron junto con el reptil dentro de la serpiente boca de algodón más grande, nativa del estado.

El zoológico dice que la boca de algodón de 43 pulgadas (110 centímetros) consumió a la pitón de 39 pulgadas (100 centímetros) en los Everglades de Florida.

Las radiografías, que fueron tomadas en el hospital de animales del zoológico, muestran que la pitón fue devorada por la columna vertebral, y también se puede ver el rastreador.

“Puede que hayas oído en las noticias sobre el gato montés que fue documentado robando y consumiendo huevos de una pitón birmana invasora en los Everglades”, escribió el zoológico de Miami en el post de Facebook.

“Pero esa no es la única especie nativa que está defendiéndose. Una pitón a la que los cirujanos implantaron un transmisor de rastreo en el zoológico de Miami fue encontrada recién consumida por otra serpiente: una boca de algodón nativa, también conocida como mocasín de agua”.

“Se puede ver la columna vertebral y el transmisor de la pitón dentro de la boca de algodón en esta radiografía tomada en el hospital de animales del zoológico de Miami”.

El zoológico dice que el rastreador fue implantado en la joven pitón hembra como parte de un estudio realizado por el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. y el Servicio Geológico de EE.UU.

El zoológico de Miami asegura que la serpiente era rastreada por esas agencias, pero que el transmisor fue implantado por los cirujanos del zoológico de Miami.

Las pitones birmanas invasoras no son nativas de Florida y se alimentan de aves, mamíferos y otros reptiles.

El Servicio Geológico de EE.UU. relaciona el descenso de la población de conejos, zorros, gatos monteses y mapaches autóctonos con el crecimiento de la población de pitones. Las pitones hembras son capaces de poner hasta 100 huevos al año.

Desde el año 2000, se han eliminado más de 17.00 pitones de los Everglades de Florida mediante una cacería anual.