Escala la pelea entre Gerardo Morales y Macri por la versión de un presunto pacto con Massa por el Consejo de la Magistratura

·7  min de lectura
Mauricio Macri y Gerardo Morales
Twitter

El gobernador de Jujuy y jefe de la UCR, Gerardo Morales, volvió a quedar en el ojo de la tormenta. La versión -desmentida por el mandatario jujeño- de que habría existido una supuesta negociación entre el cacique radical y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el gobierno de Alberto Fernández por las designaciones en el Consejo de la Magistratura enardeció a los jerarcas de Pro y generó indignación en las filas del macrismo.

En sus coqueteos con el macrismo, Javier Milei ya acompañó una decena de proyectos de los “halcones” de Pro

Morales, quien aspira a competir por la sucesión de Fernández en 2023, salió hoy a negar que haya pactado con Massa y la vicepresidenta Cristina Kirchner el nombramiento de la diputada santacruceña Roxana Reyes en el organismo encargado de designar y remover a los jueves, con el objetivo de que el líder del Frente Renovador no rompa la bancada en la Cámara baja, como hizo el kirchnerismo en el Senado. La versión sobre el supuesto acuerdo entre el jefe de la UCR y Massa por el Consejo fue anticipada el lunes por Carlos Pagni en Odisea Argentina, que se emite por LN+. En su edición de hoy, el diario Clarín reveló un presunto diálogo telefónico entre Massa y Morales con referentes del kirchnerismo, como Gerónimo Ustarroz, emisario del gobierno en la Magistratura y hermano del ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, en el que habrían acordado la jugada para correr a Luis Juez y designar a Martín Doñate, alfil de Cristina Kirchner, y la radical Reyes.

Según esa versión, Morales garantizaría el apoyo de sus diputados para aprobar una nueva ley del Consejo de la Magistratura, que ya recibió la media sanción del Senado.

“Rechazo y desmiento terminantemente esta infamia que lo único que busca es confundir y difundir información falsa”, escribió anoche Morales en su cuenta de Twitter. Horas después, concedió una entrevista a Radio Mitre en la que dijo que el periodista tenía “información falsa” y que el supuesto pacto es una “total falacia, una mentira y una infamia”.

“Bajo ningún punto de vista negocié, ni el radicalismo negoció ninguna situación que tenga que ver con el Consejo de la Magistratura”, subrayó Morales. Y agregó: “Afirmar que yo apoyé el proyecto de Cristina o cualquier proyecto de 19 miembros es una total mentira y una infamia”.

Reunión de JUntos por el Cambio en Recoleta
Gerardo Viercovich


María Eugenia Vidal (Gerardo Viercovich/)

En los chats de diputados nacionales de Pro no se conformaron con las explicaciones del cacique radical: “El que aclara oscurece”, comentó un legislador macrista. Otros fueron más dramáticos: “Este es el fin de Juntos por el Cambio”.

El gobernador de Jujuy se mostró furioso durante las últimas horas por los trascendidos. Sospecha que un sector de JxC, sobre todo, de Pro, busca desgastar su figura para romper el espacio y sellar un acuerdo electoral con el economista libertario Javier Milei (La Libertad Avanza), una jugada que los radicales descartan de plano. Algunos integrantes de JxC se inquietaron por un mensaje que trasmitió el jujeño: “Esto es culpa de Macri”. Presume que esa línea interna prioriza una alianza con Milei a mantener la unidad de Juntos por el Cambio.

Enardecido por la filtración de un supuesto pacto con el kirchnerismo, Morales tomó su teléfono y se comunicó con los principales referentes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio y sus socios en la coalición opositora. Llamó a la líder de la CC, Elisa Carrió, quien se encontraba dando una entrevista en LN+, a la titular de Pro, Patricia Bullrich, quien tomó anoche un vuelo en la ciudad de Miami para volver a Buenos Aires, y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Es todo mentira; es una operación”, bramó. A Macri no lo llamó. La tensión entre ambos es cada vez más latente. De hecho, el expresidente ha dejado entrever su inquietud por los últimos movimientos del presidente de la UCR, que tensionó con Pro en el debate con el gobierno por el acuerdo con el FMI. También castigó a Macri por su intento de reivindicar a la figura de Carlos Menem o su coqueteo con Milei.

Reunión de JUntos por el Cambio en Recoleta
Gerardo Viercovich


Gerardo Morales (Gerardo Viercovich/)

Morales irá hoy a la cumbre de la mesa nacional de JxC con un mensaje: les pedirá a sus socios cara a cara que terminen con las operaciones. Algunos de sus aliados buscan contenerlo, sobre todo, porque el fundador de Pro asistirá a la reunión. Ambos se juntaron a solas por última vez hace un par de meses, en plena negociación con el oficialismo por el convenio con el Fondo por la deuda. En esa conversación intentaron limar asperezas, pero quedaron en evidencia las diferencias entre ambos. También hubo matices respecto de sus preocupaciones.

En el entorno del jujeño asocian la filtración de la información con un intento de limar a Morales. No descartan que el dardo provenga del kirchnerismo, pero apuntan sobre todo al macrismo. Según la versión de fuentes radicales, Morales habló con Massa cuando el jefe del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, lo alertó que el oficialismo estaba dilatando los nombramientos. Hasta ese momento, el jujeño se había mantenido en contacto con Negri y dos espadas judiciales del radicalismo, Ricardo Gil Lavedra y Ernesto Sanz, para interiorizarse sobre el tema. Cuando Negri lo alertó a Morales y le pidió que utilizara su buen vínculo con el tigrense para destrabar los nombramientos y bloquear una jugada de Cristina, el gobernador de Jujuy llamó a Massa y le dijo: “Cumplí con la Constitución”.

Cerca de Morales argumentan que el dictamen que firmaron Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni (Pro) sobre el proyecto para reformar el Consejo de la Magistratura tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia es el que apoyó la UCR. “Nuestros senadores votaron en contra”, braman desde la cúpula del radicalismo.

Reunión de juntos por el cambio en Recoleta.
Gerardo Viercovich


Jorge Triaca, al llegar a la reunión de Juntos por el Cambio (Gerardo Viercovich/)

“El otro tema que se plantea es que yo acordé la designación de Roxana Reyes para perjudicar a Luis Juez, eso es mentira, la designación de Reyes y la de Juez le corresponden a la oposición por imperio de un fallo de la Corte”, dijo Morales a Radio Mitre.

Para negar las versiones, los laderos de Morales sostienen que el jefe de la UCR, aspirante a la presidencia, se estaría autoflagelando si pacta con el kirchnerismo y que es un disparate decir que hubo un acuerdo con Cristina Kirchner. “¿Yo arreglé con Cristina para que rompa el bloque? ¿Qué hago ahora? Voy a militar con La Cámpora”, bromeó, con indignación, el jujeño en privado.

La versión sobre un supuesto acuerdo entre Morales y el Gobierno irritó a los detractores internos del jujeño. En la Coalición Cívica, que lidera Carrió, buscaron hacer equilibrio. Escucharon la explicación de Morales -llamó a la exdiputada y al presidente de la CC, Maximiliano Ferraro- y son cautos porque no quieren quedar pegados a una presunta operación. “Es raro que Morales haya sido tan torpe”, indicaron. De hecho, recuerdan que hubo dos reuniones de la mesa nacional de JxC para acordar la estrategia frente al Consejo de la Magistratura.

Reunión de JUntos por el Cambio en Recoleta
Gerardo Viercovich


Larreta y Lousteau, en la reunión de JxC (Gerardo Viercovich/)

En cambio, los “halcones” se mostraron enfurecidos por los trascendidos. Bullrich se contactó con sus colaboradores tras hablar con Morales. Les detalló vía chat la explicación del jefe de la UCR, si bien el jujeño había hablado con otros referentes del ala dura del macrismo. Los grupos de WhatsApp de Pro estallaron durante las últimas horas. Incluso, Morales habría dejado entrever su enojo y hartazgo con Macri en las comunicaciones con referentes de Pro.

En Evolución Radical, el sector que lidera Martín Lousteau, también se mostraron molestos con las versiones. “Si fuera cierto, es gravísimo”, sugirieron desde las filas de Lousteau. Pero prefieren esperar a que Morales brinde explicaciones antes de hacer comentarios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.