Con tres escaños vacantes en el sur de Florida, demócratas comienzan sesiones de 2022 en posición más débil

·11  min de lectura

Rick Hoye, recién elegido presidente del Partido Demócrata del Condado Broward, sabe que está en] una carrera contra reloj. En los últimos meses, ayudó a liderar los esfuerzos para convencer a los electores para que participar en una elección extraordinaria por escaño abrumadoramente demócrata. Ahora,tiene que movilizar a los electores para otras dos elecciones especiales en su condado, una tarea que resultará difícil en unas elecciones con participación históricamente baja.

“No es tarea fácil, pero es nuestra tarea”, dijo Hoye. “No tenemos tanto tiempo ... la persona normal no sigue esto como yo”.

Para un partido que durante años ha luchado por contrarrestar los proyectos de ley y las prioridades lideradas por los republicanos, los demócratas de la Florida se enfrentan a un obstáculo añadido este año. Es probable que tres distritos demócratas seguros en los condados Broward y Palm Beach queden sin cubrir durante la mayor parte del período legislativo que comienza el 11 de enero.

Los escaños vacantes posiblemente dejen más de 700,000 personas sin representación en una o ambas cámaras, un escenario en que importantes franjas de ambos condados del sur de la Florida no tendrán activistas de los proyectos y prioridades locales, especialmente en un año que se espera que el presupuesto estatal se beneficie de un aumento inesperado de dinero procedente de fondos federales e ingresos fiscales locales.

Las vacantes —en el Distrito 33 del Senado y los distritos 88 y 94 de la Cámara— son resultado de la renuncia de tres legisladores que se postularon por el Distrito 20 del Congreso de la Florida, una vacante dejada por la muerte del ex representante federal Alcee Hastings.

Para los demócratas, significa que ahora tendrán 15 miembros frente a los 24 legisladores republicanos en el Senado.

Pero en la Cámara las vacantes son más drásticas para los 40 demócratas probables que estarán en el cargo durante el período de sesiones, un escenario que convierte al partido en una llamada “superminoría” en lo que regularmente es una cámara de 120 miembros, y profundiza el poder de los republicanos para eludir fácilmente a la oposición.

“Es un gran problema”, dijo Hoye. “Quisiéramos tener el mayor número posible de personas que nos apoyen. ... Es malo que no tengamos el regimiento completo, pero haremos todo lo posible para que no nos maltraten”.

Las boletas para votar por correo comenzaron a enviarse el 1 de enero, pero las elecciones primarias especiales, que se celebrarán al mismo tiempo que las elecciones generales para el Distrito 20 del Congreso, están programadas para el martes 11 de enero, el primer día de la sesión legislativa, con la elección general prevista para el 8 de marzo.

Una mujer deposita una papeleta de voto por correo en una urna del Condado Broward en 2020.
Una mujer deposita una papeleta de voto por correo en una urna del Condado Broward en 2020.

Aunque el Distrito 94 de la Cámara de Broward no tendrá elecciones generales, no está claro si los líderes de la Cámara permitirán que el vencedor preste juramento y ocupe su escaño para el resto de la sesión legislativa de 60 días. Los otros dos distritos tendrán que esperar hasta después de las elecciones generales del 8 de marzo para ser ocupados, solo tres días antes del final de la sesión legislativa.

El momento de las elecciones, que fueron fijadas por el gobernador Ron DeSantis, atrajo mucha controversia a finales del año pasado por parte de los demócratas. Muchos líderes comunitarios, incluidos algunos de los candidatos que habían renunciado a sus cargos, criticaron la decisión de DeSantis de esperar 87 días antes de declarar la fecha de las elecciones especiales, en lugar de vincular las fechas de las elecciones especiales a las primarias del Congreso que se celebraron en noviembre, como algo políticamente motivado. DeSantis fue finalmente demandado por la controversia.

La portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, dijo que el gobernador “cumplió sus deberes constitucionales y estatutarios” al programar las elecciones para que coincidieran con las próximas elecciones generales que se fijaron para celebrarse al mismo tiempo.

Algunos líderes demócratas han argumentado que las fechas de las elecciones dejaron a tres distritos de mayoría afroamericana sin ninguna representación durante un año crucial de modificación de distritos —el rediseño de los mapas de los distritos que se realiza una vez por década— y de legislación relacionada con la Teoría Crítica de la Raza, el derecho al voto y la inmigración. El Distrito 33 del Senado, por ejemplo, incluye el corazón de gran parte de la comunidad de inmigrantes caribeños de Broward y organizaciones que ayudan a financiar servicios sociales para los residentes desatendidos.

“Soy la única senadora afroamericana que tendremos como defensora en la Comisión de Educación [del Senado] porque el senador [Perry] Thurston dejará esa comisión, dijo la senadora Shevrin Jones, cuyo distrito se extiende entre el sur de Broward y el norte de Miami-Dade. “Es triste que esa sea la representación que se necesita en la mesa. Está ahí, pero es uno menos debido a razones políticas, en mi opinión”.

Representar a esos electores

Los líderes de la Cámara de la Florida pueden tener cierta discreción para determinar cuándo el vencedor en el Distrito 94 de la Cámara podrá jurar el cargo, dijo Mark Herron, abogado electoral de Tallahassee.

La orden ejecutiva del gobernador que programó las elecciones especiales dice que una elección general “se llevará a cabo el 8 de marzo de 2022, si es necesario, para seleccionar al senador estatal por el Distrito 33 del Senado, el representante estatal por el Distrito 88 de la Cámara, y el representante estatal por el Distrito 94 de la Cámara”.

Al suponer que una elección general puede no ser necesaria, la redacción del texto supone que el vencedor puede ser elegido en las primarias, y por lo tanto ser elegible para asumir el cargo durante la sesión legislativa. Pero Herron dijo que las leyes estatales indican que incluso si un candidato no está en la boleta en la elección general, se asume el vencedor por un voto de uno a cero. Eso da a los líderes de la Cámara la opción de esperar hasta la elección general para juramentar al ganador del escaño del Distrito 94 de la Cámara, dijo.

Los legisladores se basaron en esa interpretación de la ley cuando el ex representante estatal Jared Moskowitz, demócrata de Coral Springs, fue nombrado por DeSantis director de la División de Gestión de Emergencias en 2019. Moskowitz fue reemplazado en una elección especial por el representante Dan Daley, y aunque Daley fue elegido en las primarias, no juró hasta después de las elecciones generales.

Mientras tanto, hay algunos esfuerzos de la delegación legislativa de Broward para abogar por las asignaciones para beneficiar a los distritos vacantes, incluyendo los de Jones y la lideresa de la minoría, la senadora Lauren Book. El ex representante Omari Hardy, que dejó el HD 88 de Palm Beach para postularse al puesto de Hastings, dijo que pidió a la dirección de la Cámara de Representantes conservar su personal durante la brecha de dos meses y así poder responder a las llamadas de los electores en busca de ayuda.

Hardy dijo que su personal recibió muchas llamadas en el punto álgido de la pandemia del COVID-19 para ayudar a los habitantes de su distrito a acceder a las prestaciones de desempleo y a las ayudas para los servicios públicos.

“En nuestro caso, el sistema de desempleo se diseñó para fracasar. Se diseñó para frustrar a la gente que intentaba acceder a sus prestaciones cuando más las necesitaba”, dijo Hardy. “Eso seguirá ocurriendo durante la pandemia. Es lamentable que hayamos tenido que hacer estos planes de contingencia”.

Los portavoces de ambos líderes republicanos, el presidente del Senado, Wilton Simpson, y el presidente de la Cámara de Representantes, Chris Sprowls, no respondieron a las repetidas peticiones de comentarios sobre los puestos vacantes. La oficina de Sprowl tampoco respondió a las preguntas sobre si el presidente de la Cámara tiene la intención de permitir que el ganador en HD 94 ocupe el escaño de inmediato después de la elección de la próxima semana.

Ciudades y organizaciones pueden verse perjudicadas

Sin embargo, algunos funcionarios del sur de la Florida no creen que cubrir los servicios de los constituyentes en la brecha de dos meses sea suficiente. La representante demócrata Marie Woodson, cuyo distrito incluye Miramar y Hollywood, señaló una serie de restricciones al voto que DeSantis quiere que la Legislatura liderada por los republicanos considere como un ejemplo de legislación para la que los demócratas no tendrán los números para oponerse de manera creíble.

“Todo lo que impacta la vida diaria de nuestra gente está en juego y será impactado porque no se tienen los números”, dijo Woodson. “No sabemos qué esperar”.

“Necesitan a alguien que entienda la cultura, alguien que entienda la comunidad. Y que vaya a luchar por ellos. ¿Y adivinen qué? No tienen a esa persona”.

“Por eso hay representación, para que los legisladores hablen con sus electores, vayan a sus comunidades, averigüen cuáles son sus necesidades”, dijo Woodson.

Hardy dijo que si bien estaba de acuerdo con el concepto de tener representación, era igualmente escéptico de que la adición de dos demócratas en la Cámara presentaría cualquier resistencia significativa a los proyectos de ley impulsados por las prioridades políticas de DeSantis.

“Yo, de nuevo, creo que la gente debe tener una fuerte representación, pero no quiero que la gente piense que nuestra mera presencia es suficiente para detener o eliminar los bordes más ásperos de estos proyectos de ley”, dijo Hardy. “No debemos engañarnos; los republicanos dirigen Tallahassee”.

El efecto podría no ser tan perceptible a corto plazo para los gobiernos locales que dependen de los cabilderos para abogar en su nombre.

Melissa Dunn, vicealcaldesa de Lauderhill, una de las ciudades ubicadas dentro de los distritos vacantes de Broward, dijo que su administrador municipal trabaja con una firma de cabildeo que ayuda a coordinar sus solicitudes de asignaciones. Pero Dunn admitió que esperan que al menos uno de los dos puestos de Broward se ocupe antes del final de la sesión.

“Cualquier cosa más allá del corto plazo, creo que entonces realmente vamos a sentir el impacto”, dijo Dunn. “Siempre es muy útil cuando se puede levantar el teléfono y llamar a un senador Thurston o al representante estatal [Bobby] DuBose”.

El impacto de las vacantes es más directo para las organizaciones que dependen de la financiación anual del Estado y están acostumbradas a cabildear ante los legisladores para que promuevan sus causas.

La preocupación fue suficiente para que Germaine Smith-Baugh, presidenta y directora ejecutiva de la Urban League del Condado Broward, sacara a relucir la falta de representación durante una reunión con la delegación legislativa de Broward.

La Urban League es una organización de derechos civiles que ayuda a los residentes de las comunidades afroamericanas con capacitación laboral, vivienda, emprendimientos y educación. La rama de Broward de la organización sin fines de lucro, que se encuentra en el centro de los escaños vacantes del Distrito 33 del Senado y el Distrito 94 e la Cámara, ha recibido millones de dólares en asignaciones en los últimos años.

“Realmente he tomado la postura de alentar y desafiar a nuestra delegación de Broward a ser representativa de estas áreas, a ser defensores de estas áreas”, dijo Smith-Baugh, y agregó que ha recibido una respuesta positiva de los funcionarios electos desde que planteó sus preocupaciones.

“Las organizaciones encontrarán una manera de ser representados y abogar. Pero los ciudadanos comunes, estén o no muy implicados políticamente, creo que es ahí donde hay que mantener esas conversaciones”, añadió.

Maria Meyer, directora de Desarrollo del Centro comunitario de Educación Jack and Jill, dijo que su organización, con sede en Broward, todavía no ha llegado a un acuerdo sobre cómo podría verse afectada por las vacantes. Aunque el grupo estaba a punto de recibir fondos estatales el año pasado por primera vez, fue una de las varias organizaciones sin fines de lucro más pequeñas recortadas del presupuesto estatal cuando llegó al escritorio del gobernador.

Pero desde entonces, Meyer dijo que se han hecho esfuerzos para apelar a los legisladores estatales. Y aunque Jack and Jill depende de otras fuentes de ingresos para su presupuesto operativo, como la recaudación de fondos y las asociaciones comunitarias, existe la esperanza de que esta sesión resulte fructífera.

“Hemos dedicado mucho tiempo a educar a los legisladores”, dijo Meyer, mencionando al representante de Broward, Evan Jenne, y al de Miami-Dade, Vance Aloupis, en particular.

A Hoye, presidente del Partido Demócrata de Broward, no se le escapa que la falta de representación de los distritos de su condado se produce en un año en el que la Teoría Crítica de la Raza y el poder del gobierno local se debatirán en la Legislatura. Hoye, que es la primera persona afroamericana en presidir el Partido Demócrata de Broward, es también profesor de Historia Americana.

Lo asumo en mis dos funciones”, dijo Hoye. “Hay una guerra contra las minorías y los educadores y la gente que trabaja en la educación pública en general. ... Estamos reforzando el hecho de que todavía necesitamos representación y necesitamos que la gente salga a votar”.

La jefa de la oficina de Tallahassee del Miami Herald, Mary Ellen Klas, contribuyó a este artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.