"Escúchenme, todavía estoy viva"

·2  min de lectura

HERMOSILLO, Son., abril 8 (EL UNIVERSAL).- "Escúchenme, todavía estoy viva", expresó afuera del Centro de Justicia para las Mujeres la maestra Ruth María Corrales Quihuis, víctima de intento de feminicidio, al manifestarse contra el juez René Gaspar Álvarez por liberar a su ex pareja Humberto Casillas Cocoba, quien le disparó en la cara.

Acompañada de colectivos Jurídicas Feministas de Sonora y Marea Verde, entre otras asociaciones, la tarde de este miércoles 7 de abril, encabezó el bloqueo por el paso de la carretera internacional.

Con fecha 13 de septiembre Ruth María interpuso denuncia por tentativa de feminicidio en contra del imputado Humberto Casillas Cocoba quien le disparó en la cara con un arma de fuego calibre .22; con fecha 27 de enero de 2021, lo denunció por el delito de violencia familiar; asimismo con fecha 4 de marzo presentó denuncia por violación en su contra.

El día de hoy el juez René Gaspar Álvarez Valenzuela, Juez Oral de lo Penal y Distrito Judicial Número 1, otorgó suspensión condicional por el delito de violencia familiar a favor del imputado Humberto Casillas.

"En unas horas estará en libertad transitando las calles de Hermosillo, será un peligro de muerte para Ruth María y un peligro de muerte para las demás mujeres sonorenses", externaron las feministas.

"Exigimos se gire orden de aprehensión en forma inmediata y el juez encargado de extender la orden lo haga valorando la vida de una mujer quien puede ser su última oportunidad".

Por tanto, "hacemos responsable al juez René Gaspar Álvarez Valenzuela y a la Fiscalía General del Estado, al Poder Judicial, por la integridad emocional y la vida de Ruth", advirtieron las colectivas feministas.

Revelaron que la ex pareja de la maestra Ruth le disparó en el rostro y las autoridades pertinentes no integraron correctamente los expedientes, por lo que después de tan sólo dos meses saldrá de prisión el presunto feminicidio quien también amenazó de muerte a la maestra.