Escándalo en el Sindicato de Comercio: el comunicado de la CGT que advierte un quiebre con los Moyano

·3  min de lectura
Ramón Muerza (a la izquierda) junto con Pablo Moyano.
Twitter

A menos de dos meses de su surgimiento, la nueva CGT ingresó en una crisis que podría derivar en un quiebre con el sector que lidera Pablo Moyano. La disputa interna por el liderazgo del Sindicato de Comercio, que tuvo ayer un violento choque entre dos patotas, fue el desencadenante de los cortocircuitos en la central obrera.

Moyano apuesta a desbancar a Armando Cavalieri de la poderosa seccional Capital de Comercio. Cavalieri tiene 85 años y ya le anticipó su círculo de confianza que el año próximo no buscará otra reelección. Refuerza el incipiente retiro la decisión de no integrar el consejo directivo de CGT por primera vez en 40 años. La cúpula de la CGT emitió anoche un comunicado en el que menciona a “infiltrados equivocados” y los acusa de “violentar la vida institucional” del gremio.

Una oposición que prefiere ser parte del problema

Acostumbrado a involucrarse en peleas internas de otros gremios, Moyano apoya a Ramón Muerza, el opositor del histórico del jefe mercantil que ya lo enfrentó en las urnas en 2018 y casi le arrebata el control (perdió por 461 votos). Fueron Muerza y su tropa los que irrumpieron ayer en Parque Norte para rechazar la aprobación del balance del gremio. Con sillas por los aires, corridas y amenazas, la disputa entre los dos bandos no se desmadró solo de milagro.

Muerza es delegado de los supermercados Coto y fue secretario de Organización del sindicato. Tiene 55 años y su trayectoria laboral fue en un frigorífico. Asegura tener el apoyo de los afiliados que se desempeñan en las grandes cadenas de supermercados y electrodomésticos. Le dicen “el empleado del mes” por su cercanía al empresario Alfredo Coto, a quien considera “un padrino”. Se jactó en 2018, cuando se enfrentó en las urnas a Cavalieri, de tener el respaldo del exvicejefe de gobierno porteño Diego Santilli, a quien le manifestó sus inquietudes sobre la democracia interna en el gremio. Su hijo Hernán es concejal en Cañuelas; fue elegido por Cambiemos, pero desde 2019 integra el bloque del Frente de Todos.

Dispuesto a ir otra vez por la seccional porteña de Comercio, Muerza tejió una alianza con Pablo y Facundo Moyano. Los hijos del jefe camionero aspiran a meter un pie en la organización mercantil, la más numerosa del país, con más de un millón de trabajadores registrados y más de 100.000 mil en Capital. Ya lo intentaron en 2011, cuando respaldaron junto con Carlos Kunkel la candidatura de Osvaldo Nieva, que perdió y luego regresó al redil de Cavalieri.

Incidentes en Parque Norte durante una asamblea del gremio de Comercio.
Twitter


Incidentes en Parque Norte durante una asamblea del gremio de Comercio. (Twitter/)

La elección sería el 10 de diciembre de 2022. Si bien todavía no blanqueó públicamente sus intenciones, Cavalieri prepara el terreno para que su sucesor sea Carlos Pérez, el presidente de la obra social (Osecac).

Cavalieri es referente de “los Gordos” (grandes gremios de servicios) e histórico rival de los Moyano. La pelea de ahora por Comercio no es nueva y su raíz está en los 90. Pero se agudizó cuando una reforma estatutaria convalidada por el Ministerio de Trabajo, en marzo de 2003, amplió las funciones del gremio de los camioneros y avanzó en el encuadramiento sindical de otras actividades.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.