Escándalo y racismo: la pelea entre Zlatan Ibrahimovic y Lukaku con agresiones y frases discriminatorias, en la Copa Italia

LA NACION
·3  min de lectura

Una falta fuerte, como tantas otras. De Alessio Romagnoli sobre Romelu Lukaku, el delantero belga, vigoroso y hábil. Enojado, furioso, buscó increpar al defensor italiano, cuando comenzó un tumulto propio de las grandes batallas. Insultos, reproches, amenazas. De un lado, Inter. Del otro, Milan. Un encuentro decisivo por la Copa Italia, potenciado por los dos gladiadores de la Serie A. Van 43 minutos del primer capítulo, Milan gana por 1 a 0, con un tanto de Zlatan Ibrahimovic, colosal a los 39 años.

El cruce entre Lukaku y Zlatan

El sueco aparece en la escena y el cruce cara a cara con el belga acaba luego de tres minutos de una lamentable escena de excesos, que también incluyó racismo. Siguió apenas terminó el primer tiempo. Al final, pasó Inter, que se impuso por 2 a 1, con un tanto de Lukaku, de penal y un tiro libre de Eriksen, en el último suspiro. Pero el resultado -y el pase a los cuartos de final- fue lo de menos.

Zlatan mide 1,95m y es una leyenda que, de vez en cuando, se excede, se mezcla con el barro. Lukaku mide 1,91 y es un delantero formidable, de una selección de elite. Suele enfadarse, pero no a este punto: evidentemente, las palabras fueron más agresivas que el choque de cabezas. El enfrentamiento terminó con dos tarjetas amarillas. Más tarde, el sueco fue expulsado. "Andá y haz tu mierda", dijo, primero, el sueco. "Haz tu mierda, llamá a tu mamá", insistió.

El resumen del partido

Esa situación lo sacó de eje a Lukaku. Se insultaron, se refirieron sin respeto a sus esposas y a parte de su familia, se invitaron a pelear, todo dentro de un contexto de bajo fondo, propio de dos pendencieros de un campito, que de dos super estrellas en el mundo. Según consignó el diario italiano La Gazzetta dello Sport, el sueco le espetó: "Vete a hacer tus rituales vudú de m. a otro lugar, burro". Enfurecido, el belga le señaló la puerta de los vestuarios para invitarlo a continuar la pelea allí. "Vete a la m... tú y tu esposa. ¿Hablamos de tu madre? Es una p...", le respondió Lukaku.

Más tarde, Zlatan fue expulsado por una falta desde atrás (una dura infracción sobre Kolarov), que mereció la segunda amarilla -aunque debió ser expulsado en el incidente- y al rato, el belga anotó el 1-1, de penalti (un polémico penalti convalidado por el VAR después de una supuesta falta de Rafael Leao sobre Nicoló Barella). Y Eriksen, en el séptimo minuto agregado, selló el 2-1. francés).

Ambos fueron compañeros en Manchester United durante parte de la temporada 2017/18 hasta que el sueco se marchó a la Major League Soccer de los Estados Unidos: actuó en Los Ángeles Galaxy, dirigido por Guillermo Barros Schelotto. Después del partido, Stefani Pioli, entrenador de Milan, declaró: "Son adultos. Zlatan solo debería haber evitado la segunda amarilla". Del otro lado, Antonio Conte comentó: "Yo fui futbolista, entiendo cómo pueden estar los ánimos durante el partido, puede pasar que te enojes, pero lo importante es que todo quede dentro en la dimensión correcta. En cierto modo me alegró ver a Romelu así... Ibra tiene la maldad de un ganador y creo que Romelu también está creciendo en ese sentido. Si se enoja de vez en cuando, simplemente me alegro".

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Atletas que brillan por su trabajo humanitario