Siguen las quemas de pastizales y tras las quejas del intendente de Rosario, vandalizaron el Barquito de Papel con un fuerte mensaje: “Plomo y humo”

·4  min de lectura
Dos personas realizaron el grafiti sobre el Barquito de Papel
Dos personas realizaron el grafiti sobre el Barquito de Papel - Créditos: @Instagram @homerofotos

La presencia de humo en Rosario debido a la quema en las islas que están frente a la costa del Río Paraná ocasionó ayer una enfática queja del intendente de la ciudad, Pablo Javkin, pero el malestar se profundizó para la noche cuando la icónica escultura del Barquito de Papel cercana a la zona de Puerto Norte fue vandalizada con un fuerte mensaje.

“Plomo y humo: el negocio de matar”, escribieron con aerosol azul sobre este monumento dos personas que quedaron grabadas en un video filmado por el fotógrafo Carlos Salazar, quien incluso tomó capturas del momento exacto en que se realizaba este grafiti.

A través de esta leyenda plantearon, entonces, un reclamo por la cuestión del humo que afecta a Rosario y que produce no solo problemas de visibilidad, sino además un insoportable olor; como así también fue una protesta contra la violencia narco que ya dejó un tendal de víctimas debido a las constantes balaceras entre las distintas facciones que operan en la ciudad. Hasta el 4 de agosto ya había 172 homicidios y 19 de los asesinados eran menores.

Inmediatamente, la inscripción fue tapada con pintura blanca por uniformados de la Prefectura, según lo informado por los medios locales.

El año pasado, ese mismo barquito de papel hecho en metal que fue inaugurado durante 2013 en la intersección de las avenidas de la Costa y Francia, ya había aparecido con otro mensaje: “Narquito”.

La respuesta de la Nación

En tanto, LA NACION confirmó que el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, y su vice en el área, Sergio Federovisky, realizarán este martes, con la intención de que las quemas se detengan, una nueva presentación ante el Juzgado Federal de Victoria, en Entre Ríos, con ampliaciones de denuncias y documentación

Cabandié la semana pasada respondió un mensaje en su Twitter oficial vinculado a este tema y puso la carga sobre el Poder Judicial. Dijo que el 15 de julio hicieron una denuncia inicial ante la Justicia de Entre Ríos “con información georreferenciada” obtenida a través del sistema de monitoreo y detección que instalaron en el Delta del Paraná.

“Aún no obtuvimos respuesta de la Justicia”, aseveró sin embargo y acotó: “Desde el Ministerio seguimos sumando más recursos para acompañar a las provincias en el combate de los incendios, de acuerdo con la ley 26.815. Lamentablemente, si la Justicia no da con los responsables de iniciar fuegos intencionales, ningún recurso será suficiente”.

En tanto ayer, uno de los días más virulentos en los reclamos que llegaron desde Rosario, no hizo alusión a esta situación en sus redes sociales, donde se limitó a retuitear el mensaje que publicó la vicepresidenta Cristina Kirchner para anticipar que recusaría al fiscal de la causa Vialidad Diego Luciani y al presidente del Tribunal, Rodrigo Giménez Uriburu, cuando publicó una foto en la que se los ve a ambos durante un partido de fútbol que, según dijo, se jugó en la quinta del expresidente Mauricio Macri.

La indignación de Javkin

Mientras, ante los constantes problemas que los rosarinos plasman en las redes sociales como consecuencia de las quemas de pastizales en las islas que desde hace años afectan a la ciudad y a sus alrededores, y de los pedidos concretos ante las autoridades para que se tomen medidas y se resuelva esta problemática, Javkin también utilizó su cuenta de Twitter ayer para visibilizar la cuestión.

“15.55 del domingo. Solo el viento hace que por ahora no nos invada. Esto se acaba de prender, se acaba de prender. Señores jueces, señores funcionarios nacionales, las actividades de las fuerzas de seguridad sobre el río, la brigada que iba a establecer la provincia de Entre Ríos sobre el terreno. Acaba de suceder, vayan ahora. Ahí están los delincuentes que prendieron”, reportó con su celular el intendente, mientras filmaba una extensa columna de humo que se veía sobre el margen entrerriano del Río Paraná.

Según su versión, este fuego no es ocasionado por los productores, ni tampoco es una quema programada, sino que se trata de algo intencional. “Es una actividad delincuencial”, afirmó Javkin, quien pidió a los jueces que “pongan presos” a quienes estén detrás de esta cuestión. “¿Qué más vamos a tener que hacer desde Rosario para que esto pare?”, se preguntó el funcionario radical, sobre quien recaen la mayor parte de las quejas de los vecinos. Es que pese al tenor del malestar, la causa de estos focos ígneos no termina de definirse y tampoco se avanza en soluciones.

En diálogo con LA NACION el mandatario rosarino precisó que la ley de Humedales -que pretende regularlos, protegerlos y conservarlos- sería un comienzo de solución para esta cuestión. Ese proyecto perdió estado parlamentario en reiteradas oportunidades, incluso a fines del año pasado.